El aeropuerto de Neuquén vuelve a operar tras las cenizas

De a poco la situación de la patagonia norte comienza a mejorar luego de haber sufrido las consecuencias de una erupción volcánica proveniente del otro lado de la cordillera.

 
Con menor actividad y un cambio en la dirección del viento, la región dejó de recibir las cenizas, que durante días cayeron en cantidades suficientes como para cubrir la superficie con capas que llegaron a tener cinco centímetros en algunas ciudades.
 
Las dificultades se hicieron sentir sobre todo en Río Negro como en Neuquén. En la segunda provincia significó un problema extra debido a que el domingo último celebró elecciones.
 
Las cenizas obligaron a cerrar los tres aeropuertos más importantes de la zona: Bariloche, Neuquén capital y San Martín de los Andes. Durante días, la alternativa fue la terminal de Esquel, en Chubut.
 
El aeropuerto de Bariloche retomó su actividad el domingo pasado y el de la capital neuquina también lo hizo.
 
En San Martín de los Andes el panorama es distinto. Considerablemente más afectada que las otras dos localidades, la pista de aterrizaje estaba todavía repleta de cenizas en el Chapelco. Personal de la dirección de aeronáutica de la provincia, de vialidad nacional, cadetes de policía y voluntarios, entre otros, colaboran en la remoción de cenizas.

Tags:

Esto tambien te puede interesar