El calentamiento súbito estratosférico ya en marcha: ¿Qué significa y a que parte del mundo afecta?

Más leídas

El calentamiento súbito estratosférico es un fenómeno que se produce cuando se da una anomalía positiva de temperaturas en la estratosfera, provocada por una rápida subida. Esta puede llegar a calentarse más de 50ºC en apenas 2 o 3 días, de manera que puede llegar a alterar significativamente la circulación de vientos.

Aunque este fenómeno es algo más usual, los verdaderos problemas vienen cuando estas alteraciones se propagan hacia la troposfera, un evento que suele ser más insólito. Es en esta capa donde tienen lugar los fenómenos meteorológicos que nos afectan en nuestro día a día y, en caso de suceder, podrían dejar aire frío y borrascas en latitudes más bajas.

Esta alteración en la troposfera no se da siempre, pero, en caso de producirse, podría llegar a alterar el vórtice polar, cambiando así partes de su estructura siempre a medio plazo. Una de las variaciones más comunes que podría suceder es, por ejemplo, que los vientos del oeste pasaran a soplar del este.

Un evento en marcha

Sobre el 16 de febrero de 2023 los vientos medios en la estratosfera, y sobre los 10 hPa, fueron del este por lo que un CSE , o SSW por sus siglas en inglés , estaba en marcha, sobre los 30-50 km de altura sobre el Ártico. Ahora toca esperar si este hecho «dramático» en niveles muy altos se va a propagar, o no, hacia abajo en la troposfera y vaya a influir en el tiempo en superficie.

Lo que hay que considerar es que en la atmósfera «NO» hay repercusiones directas y lineales entre un evento, como el CSE, y los efectos en superficie: sí hay un CSE, entonces se darán eventos extremos en superficie en tal y cual latitud y en tal y cual fecha. Esto no es así.

Muchos otros factores intervienen en la generación y conducción del tiempo en superficie de un punto y en lugar determinado. Lo que se sabe es que un CSE es un mazazo dinámico en la alta atmósfera que puede o no repercutir en superficie.

Lo que se sabe de este CSE es que continuará los próximos días y semana como corresponde a un evento importante, como el actual. Eso podría repercutir en la troposfera y en niveles más bajo de la atmósfera, pero aun así es muy difícil precisar cómo y cuándo afectará a «nuestro tiempo» en superficie.

Hasta que esté claro exactamente cómo evolucionará el repentino calentamiento estratosférico, los meteorólogos no pueden emitir juicios sobre cómo podría afectar al tiempo.

Hay que hacer notar que los CSE son viejos conocidos de los meteorólogos desde el siglo pasado. No es nada nuevo ni peligroso. Saltó a la fama cuando en febrero de 2018 contribuyó en parte a generar una irrupción de aire muy frío que los medios llamaron la «Bestia del Este» en algunos países europeos. Otras veces se han generado importantes CSE y no ha pasado nada en superficie.

Dónde impactaría

En caso de que esto suceda, las consecuencias podrían debilitar o incluso fracturar el vórtice polar troposférico, afectando considerablemente a parte de Europa. Este paradigma favorecería la aparición de anticiclones de bloqueo en latitudes altas y facilitaría también la llegada de masas de aire frío, provenientes del ártico, a nuestras latitudes.

Aunque aún es pronto para saber cómo podría afectar a España, lo cierto es que los principales efectos de esta rotura podrían congelar nuestro país, con la llegada de aire frío y borrascas durante las próximas semanas. «No necesariamente un vórtice polar debilitado tiene que suponer la llegada de masas de aire frío a la Península».

Últimas noticias

Recolectaron en Nordelta 500 kilos de pilas para reciclar

Creando Conciencia ha trasladado 500 kilos de pilas para su reciclaje en Nordelta. Conoce más sobre esta cooperativa.