El cambio climático y el peligro de las garrapatas

Las garrapatas se pegan al cuerpo al pasar por medio de arbustos o pasto y a partir de ahí las garrapatas se desplazan hasta su objetivo, lugares del cuerpo calientes y húmedos como las axilas o el cabello donde se adhieren a la piel y chupan la sangre.

 
Comunes hasta ahora en parajes boscosos y pastizales, el cambio climático ha propiciado una expansión de estos parásitos en todo el mundo.
 
Las garrapatas son parásitos que se alimentan de la sangre de animales vertebrados, incluidos el perro y el hombre, para completar su ciclo vital dependiendo este de la temperatura externa, humedad e intensidad de luz entre otros factores, aunque su periodo más activo suele coincidir con la época del año comprendida entre primavera y otoño.
 
Estos artrópodos vectores cuya presencia se incrementa notablemente con las altas temperaturas se encuentran presentes en todo el mundo, a nivel de parques públicos, jardines piscinas e incluso en los hogares.
Teniendo en cuenta que una hembra puede poner de 1.500 a 2.000 huevos que evolucionan en un período de 17 a 30 días, la expansión de las garrapatas puede ser desorbitada.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Roma toma medidas adicionales por la elevada contaminacion ambiental

Rige una prohibición adicional a la circulación de vehículos automotores en determinados horarios

Japón: Miles de los evacuados por el tsunami no podrán regresar hasta 2021

El próximo viernes se cumplen cinco años del desastre natural que dejó unos 18.500 ...

Los incendios de Siberia provocan una nube de humo más grande que la Unión Europea

El científico afirmó que las regiones afectadas previamente registraron temperaturas inusualmente altas para el ...