El Estado puso a total disposición los recursos para el control de los incendios forestales

Ante la grave situación que se desarrolló mayormente en la zona centro y norte del país a causa de los incendios forestales que han perjudicado a la población local como también al ambiente, el Gobierno nacional afectó todos sus recursos disponibles.

 
En este marco, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, y el coordinador del Plan Nacional de Manejo del Fuego de la Secretaría de Ambiente, Fernando Epele, viajaron el miércoles a Córdoba para asistir y coordinar las acciones necesarias para el combate de los incendios.
 
El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, destacó la ‘colaboración activa y permanente’ que la Nación está realizando en conjunto con el gobierno de Córdoba y sus municipios, para combatir los incendios forestales.
 
‘Los incendios encuentran al Gobierno nacional junto a la provincia y los municipios trabajando en conjunto frente a esta emergencia’, a través de las secretarías de Ambiente y de Seguridad’, sostuvo Abal Medina en una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno.
 
En ese sentido, el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan José Mussi, explicó que las tareas se llevan a cabo ‘según la demanda por parte de las autoridades de la provincia y a través del Programa Nacional de Manejo del Fuego, y disponemos de más recursos que serán utilizados de acuerdo a los pedidos que formulen las autoridades de Córdoba’.
 
La situación meteorológica y la sequía histórica que viven varias provincias generan condiciones extremadamente críticas en gran parte de las regionales Noa, Norte, Centro y NEA, y también en áreas de la región pampeana las condiciones son más peligrosas que las normales para la época.
 
Debido a la sequía y condiciones meteorológicas existentes, se presentaron incendios forestales en diferentes lugares de la provincia de Córdoba, que aunque han sido combatidos desde un primer momento, presentaron alta resistencia al control y comportamiento extremo.
 
En todos los casos fueron incendios de interfase urbano forestales, con evacuaciones de las poblaciones del lugar.
 
La cartera ambiental, a través del Plan Nacional de Manejo del Fuego, despachó a inicio de la temporada alta de fuego 4 aviones hidrantes, un avión vigía y un helicóptero del ejército argentino al servicio del Plan Nacional de Manejo del Fuego SAyDS. Y debido a la situación crítica en respuesta al pedido de la provincia de Córdoba, se dispusieron 4 aviones hidrantes más.
 
Con respecto al combate terrestre, 40 brigadistas forestales pertenecientes a la brigada nacional del PNMF se encuentran trabajando en el lugar, más 30 combatientes de la Infantería de la Armada Argentina, y en apresto 86 combatientes de Parques Nacionales y de provincias patagónicas y 25 bomberos forestales de la Superintendencia Federal de Bomberos.
 
El operativo encabezado por el PNMF consiste en combate terrestre de las brigadas con herramientas de sofocación, y con herramientas de apertura de líneas cortafuegos, apoyo al combate aéreo con aviones hidrantes, y combate con agua a través de autobombas y tanques cisterna. La prioridad es la protección de las poblaciones, los bienes, y la seguridad de los brigadistas asignados al combate del fuego.
 

Tags:

Esto tambien te puede interesar