El pico de hielo en el Ártico no alcanzó picos mínimos pero se confirma la tendencia

El 13 de marzo de 2019, el hielo marino del Ártico alcanzó su máxima extensión para el año, con 14,78 millones de kilómetros cuadrados. El máximo de 2019 iguala con el de 2007 como el séptimo más bajo en el registro satelital de 40 años, según los científicos del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo (NSIDC) de la Universidad de Colorado Boulder.

‘Si bien este no es un año bajo récord para la extensión máxima del hielo marino en el Ártico, los últimos cuatro años han sido los más bajos en nuestro registro, lo que refleja una tendencia a la baja en la extensión del hielo marino en el invierno’, dijo en un comunicado el investigador principal del NSIDC, Walt Meier. ‘Este es solo otro indicador de los rápidos cambios que están ocurriendo en el Ártico debido al cambio climático’.

El dato de la extensión del hielo marino en el Ártico es preliminar: las condiciones continuas del invierno aún podrían aumentar la extensión del hielo. NSIDC emitirá un anuncio formal a principios de abril con un análisis completo de las posibles causas de las condiciones de hielo de este año, aspectos interesantes de la temporada de crecimiento del hielo y gráficos que comparan este año con el registro a largo plazo.

Por ejemplo, este año ha estado marcado por una extensión particularmente baja en el mar de Bering, incluida una pérdida sustancial de hielo durante el mes de febrero.

Tags: