En lo que va de enero detectaron más de 1.100 “focos de calor” en el Delta del Paraná

incendios

Más de 1.100 “focos de calor” se detectaron durante lo que va de enero en las islas del Delta del Paraná. Esto excede el promedio del mes en los últimos nueve años, de acuerdo con un informe del Museo de Ciencias Naturales Antonio Scasso de la ciudad bonaerense de San Nicolás.

“La mayor cantidad de focos detectados se produjo el miércoles 20 con 90”, reveló el informe, y aclaró que “una fracción muy reducida de los focos puede no ser incendios”.

Según el monitoreo de incendios que realiza la institución, hasta el 24 de enero se habían detectado 1.118 focos de calor en la zona del Delta que va desde la ciudad de Santa Fe hasta la de Campana, provincia de Buenos Aires.

En la tercera semana de enero se notificó de 402 focos de calor contra 109 de la segunda semana, abundó el trabajo realizado por el Museo.

El fenómeno de las quemas en la zona de islas del Delta de Paraná tuvo durante 2020 un énfasis poco habitual, pese a que los incendios de pastizales constituyen una práctica habitual en los predios destinados al pastoreo de ganado.

De acuerdo al informe del Museo Antonio Scasso, que comenzó a seguir el tema de los incendios en 2008, en la primera semana de enero (contada desde el 4 al 10) “la cantidad de focos detectados fue de 500 con días nublados”.

El viernes 8 fue el día en el que se registró mayor cantidad de incendios con 175 eventos y el número más grande se produjo desde la ciudad de San Pedro hacia el sur.

El “monitoreo de incendios” que realiza el Museo abarcar el área que se conoce como territorio Piecas-DP (Plan integral estratégico para la conservación y el aprovechamiento sostenible en el delta del Paraná).

El plan, alcanzado en 2008, resultó de un acuerdo interjurisdiccional consensuado “en base técnico-científica para alcanzar metas u objetivos político-institucionales tendientes a establecer pautas de sustentabilidad en las intervenciones territoriales del Delta e Islas del Paraná”.

Aquel fue el año de mayor cantidad de incendios en las islas del Delta.

Del acuerdo –que fue reactiva en 2020- participan el gobierno nacional y los de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe.

Los incendios –muchos de los cuales son calificados como “intencionales”- provocan graves perturbaciones en el ambiente, la flora y la fauna nativas de la región de los humedales.

Tags:

Esto tambien te puede interesar