miércoles, febrero 1, 2023

Europa busca detener la deforestación del aceite de palma

Más leídas
Luego de analizar los datos y reclamaciones se procedió a la votación del Parlamento Europeo, con el resultado de: 640 votos a favor, 18 en contra y 28 abstenciones. Dicho informe parlamentario incluye una serie de conclusiones y medidas a aplicar, con el fin de acabar con la deforestación por el aceite de palma.

 
Se han identificado los factores que impulsan la deforestación, se resalta el papel crucial de los bosques para la mitigación del Cambio Climático y el desarrollo sostenible y se ratifican los compromisos asumidos por la Unión Europea para adoptar medidas para preservar y restaurar los bosques. Se ha analizado la magnitud de los impactos sobre el Medio Ambiente y la sociedad local, resultantes de la producción de aceite de palma y se ha cuantificado la responsabilidad particular que le compete al bloque.
 
Se reconoce que la autorregulación de la industria no es suficiente para detener la deforestación y se señala la realidad de que estándares y niveles de aplicación de los principales esquemas de certificación para el aceite de palma sostenible resultan débiles e insuficientes.
 
El Parlamento Europeo reconoce que es posible producir aceite de palma de una manera sostenible, siempre que ello se realice con enfoque de Acciones de Alto Carbono y las normas desarrolladas por el Grupo de Innovación de Aceite de Palma.
 
El Parlamento pide a la Comisión Europea que elabore un plan de acción sobre la deforestación, que incluya medidas reglamentarias concretas para que las cadenas de suministro del bloque y las transacciones financieras se desvinculen del aceite de palma producido en zonas deforestadas. Se pide que se elimine gradualmente, para 2020, el uso de biocarburantes a base de aceites vegetales.
  Perú: Alarma por el aumento de la contaminación del lago Titicaca
Últimas noticias

El gran defensor del plástico que triunfa con el reciclaje en Chile

Michel Compagnon logró darle un giro a la empresa familiar dos décadas atrás para hacer de materiales en desuso un negocio rentable.

Noticias relacionadas