Final feliz para el perro que emocionó a la Red

 

La imagen de un perro y su dueño bañándose en el Lago Superior se convirtió en un fenómeno de masas en la Red y catapultó a la fama a Schoep, un can de 19 años con artritis y a su dueño, John Unger.
 
Todos los días, los dos se sumergían en las aguas del lago, ya que calmaban el dolor de huesos de Schoep.
 
 
El torrente de cariño y las numerosas donaciones que recibió Unger le animó a poner en marcha una fundación para ayudar a las familias con ingresos bajos en el cuidado de los perros de más edad.
 
La iniciativa tiene un final feliz, ya que la Fundación Schoep’s Legacy alcanzó más de 25.000 dólares en donaciones desde que se publicó la foto y Schoep ha podido alargar su vida un poco más.
 
 
“Schoep está increíble ahora. La terapia con el dinero que la gente ha donado es como devolver el reloj un año y medio atrás”, confesó Unger.
 
 
Antes de que la foto fuera tomada, tanto Unger como su veterinario estuvieron sopesando la posibilidad de sacrificar a Schoep, para evitar que siguiera sufriendo.
 
 
“Sin el tratamiento, John y yo estuvimos hablando de la eutanasia a finales de julio”, contó el veterinario, Erik Haukass, al Daily Mail.
 
Sin embargo, la oleada de donaciones permitió darle una nueva oportunidad a Schoep y prolongar su vida. La idea de la fundación llegó cuando se dieron cuenta de que habían recibido mucho más dinero del que necesitaban para tratar a Schoep.
 
 
 
 

Tags:

Esto tambien te puede interesar

El deshielo en Groenlandia bate records un mes antes de que acabe el verano

La temporada de deshielo en Groenlandia comienza cuando aparecen sobre la cubierta de hielo ...

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Diversidad Biológica

Greenpeace denuncia que continúa la alarmante pérdida de diversidad en los ecosistemas terrestres y ...