Impactantes imágenes de la Antártida de cómo afectan las elevadas temperaturas a los pingüinos

Fotógrafos de National Geographic, retrataron en las últimas semanas en fotografías y videos el momento en Isla Marambio y señalaron que “a medida que las temperaturas suben, la nieve y el hielo pueden dar paso a la lluvia y al barro y los pingüinos pierden su aislamiento. Algunos pollitos luchan por mantenerse calientes cuando sus plumas están cubiertas de barro como esta joven Adelia que está temblando”.

El cambio climático les está quitando su hogar: el territorio helado. De las 17 especies de pingüinos, alrededor de ocho habitan la Antártida de manera directa y casi todos ellos están en peligro de extinción por los cambios en el clima.

Durante las últimas semanas se han vivido temperaturas que en algunos casos alcanzaron los 20° como es el caso de la Isla Marambio en la península antártica el pasado 9 de febrero o los 18° en Esperanza el 6 de febrero.

En el continente blanco el hielo se derrite hasta seis veces más rápido que hace cuarenta años, afectando a la vida, en especial a los pingüinos. Sin hielo su comida se aleja y deben viajar más en búsqueda de alimento, y en esa búsqueda sus crías mueren esperando.

Los datos de la ciencia no son para celebrar, más de diez eventos de olas de calor se han registrado en la península antártica en los primeros meses de 2020. Es la ola de calor con las temperaturas más altas de las últimas dos décadas.

Videos registrados por investigadores la semana pasada en Isla Marambio cuando las temperaturas habrían alcanzado los 20,75°C, el más alto registrado en cualquier lugar de la Antártida, muestran directamente como el calor afecta a los polluelos de pingüino.

Chris Eckstrom y Frans Lanting, fotógrafos de National Geographic, grabaron en fotografías y videos el momento y señalaron que “nos desmayamos de ver a los polluelos pingüinos Adelia cubiertos de barro rojo en una isla fuera de la península”.

“A medida que las temperaturas suben, la nieve y el hielo pueden dar paso a la lluvia y al barro y los pingüinos pierden su aislamiento. Algunos pollitos luchan por mantenerse calientes cuando sus plumas están cubiertas de barro como esta joven Adelia que está temblando”, explican.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

España: La contaminación del aire se redujo en 2016

El número de afectados por la polución disminuyó en 1,6 millones de personas respecto ...

El agujero de ozono antártico ha sido ‘pequeño’ este año

El agujero de ozono alcanzó su tamaño máximo el pasado 22 de septiembre, cubriendo ...

El cambio climático y el peligro de las garrapatas

El fenómeno permitirá su extensión como consecuencia del incremento de enfermedades que transmiten estos ...