Indonesia cambia su capital debido al impacto del cambio climático

La contaminación atmosférica y las consecuencias del cambio climático han hecho casi inviable vivir en la capital de Indonesia. De hecho, la ciudadanía de Yakarta realizó a mediados de 2019, una denuncia colectiva contra el gobierno de Indonesia por no cumplir la regulación en materia de contaminación medioambiental creada en 1999.

La ciudadanía pedía la urgente activación de estrategias para mejorar la calidad del aire y el reconocimiento de la falta de toma de medidas en este asunto público, por parte del gobierno indonesio.

Finalmente, en septiembre de 2021, los tribunales le dieron la razón “al pueblo”. El fallo del Tribunal de Indonesia, que fue calificado de histórico, culpó de manera directa a las autoridades por el deterioro de la calidad del aire y les acusó de actuar de forma “negligente”.

La contaminación del aire no es el único problema al que debe hacer frente esta castigada ciudad, que fue fundada en 1527, y que ahora se está sumergiendo en el agua. La capital de Yakarta está construida sobre tierras pantanosas y ubicada a orillas del mar de Java.

El cambio climático ha dado pie a un mayor número de inundaciones en Yakarta

Además, Yakarta está atravesada por 13 ríos diferentes, por lo que las inundaciones siempre habían sido frecuentes. Sin embargo, las consecuencias del cambio climático podrían estar agravando aún más este problema. Los fenómenos climáticos extremos, la inestabilidad meteorológica y la subida del nivel del mar, provocada por el deshielo de los polos, han hecho que, en los últimos años, las inundaciones aumenten de forma drástica.

Los expertos aseguran que esta masiva ciudad está literalmente desapareciendo y hundiéndose dentro de la tierra. El ingeniero Heri Andreas explicó a BBC News, que Yakarta Norte se ha hundido 2,5 metros en 10 años y sigue hundiéndose a razón de 25 cm al año en algunas partes, lo que es más del doble del promedio global para megalópolis costeras. La ciudad completa se está hundiendo a un promedio de 1,15 cm al año y casi la mitad de ésta se encuentra bajo nivel del mar.

El 20% de la Yakarta se encuentra por debajo del nivel del mar. Y, según los investigadores del Instituto de Tecnología de Bandung, esta cifra podría duplicarse de cara al 2050.

Y esto afecta también a la seguridad alimentaria, no sólo de la ciudad, si no de todas las regiones colindantes, que se enfrentan el mismo problema. En el pasado, Indonesia era un país productor de arroz. Además, en las aldeas se cultivaban cocoteros, cebollas rojas, chiles, coles, zanahorias y patatas.

Nusantara será la nueva capital administrativa de Indonesia

Todos estos datos y quejas por parte de la ciudadanía, han llevado al Parlamento de Indonesia a aprobar un Proyecto Ley para trasladar la capital administrativa a una nueva ciudad en la jungla de Borneo. La nueva capital de Indonesia se llamará Nusantara y costará 300.000 millones de euros construirla. Además, se espera que esta nueva capital administrativa tenga un diseño moderno y unas características diferentes a Yakarta.

El ministro de Planificación de Indonesia, Suharso Monoarfa, ha asegurado en declaraciones a medios de comunicación, que la nueva capital será un símbolo de la identidad de la nación, pero que Yakarta seguirá siendo el centro financiero del país.

Pero Yakarta solo es una de las grandes ciudades afectadas por el cambio climático. Según los expertos de Verisk Maplecroft, una organización especializada en el cálculo de riesgos medioambientales a nivel nacional e internacional, actualmente más de 400 grandes ciudades se encuentran en situación de riesgo “alto o extremo”, debido a la contaminación o el cambio climático.

La subida de las temperaturas, la escasez hídrica y la inseguridad alimentaria están poniendo en riesgo su salud y han dado pie a migraciones climáticas. Muchos residentes del norte de la capital han tenido que abandonar sus hogares y mudarse a zonas más altas y menos urbanizadas.

En Yakarta hay más de 10 millones de habitantes en riesgo

De hecho, en Yakarta hay más de 10 millones de habitantes en peligro. Todo ello debido a que la ciudad sigue creciendo demográficamente y desarrollando actividades nocivas para el medio ambiente, como por ejemplo, la extracción de aguas subterráneas.

Los residentes de Yakarta aseguran que las autoridades que no pueden suplir las necesidades hídricas de toda la población. Actualmente, el suministro público sólo puede suplir el 40% de la demanda.

Debido a la escasez de agua, algunos ciudadanos cavan pozos ilegales para abastecerse de agua limpia que proviene de los acuíferos subterráneos. Esto reduce la base acuática de la ciudad y debilita su posición ante las inclemencias meteorológicas y los efectos del cambio climático.

El actual sistema de consumo y el crecimiento sostenido y sin tener en cuenta las consecuencias medioambientales del mismo, son algunos factores que han provocado el deterioro de la ciudad de Yakarta. Tanto como para obligar al Gobierno del país a construir una nueva ciudad y tener que reubicar millones de personas.

Para poder evitar este tipo de situaciones, es fundamental reducir las emisiones de CO2 causadas por el hombre y apostar por soluciones de transporte, energía y alimentación ZEO. Sólo de este modo podremos hacer las ciudades más sostenibles y habitables.

Tags:

Esto tambien te puede interesar