Isla del Canal de Panamá se convierte en laboratorio sobre cambio climático

Más leídas
Una pequeña isla en la mitad del Canal de Panamá se convirtió en La Meca de la comunidad científica internacional, que ve en este pequeño paraíso un laboratorio al aire libre para analizar los efectos del cambio climático.

 
Se trata de Barro Colorado, una isla de 1.564 hectáreas en el lago artificial de Gatún, creado a principios del siglo XX para dar funcionamiento al Canal de Panamá.
 
La isla, administrada por el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, alberga una de las principales reservas de bosques húmedos tropicales de todo el mundo.
 
En la actualidad, se llevan a cabo unos 350 proyectos científicos en el lugar.
 
Algunos científicos optan por vivir en el lugar, que cuenta con servicios de laboratorio, estación de investigación, casas de cultivo, insectario, sala de informática y de conferencias.
 
Otros prefieren acudir regularmente a la isla, situada a unos 40 kilómetros al noroeste de la capital panameña, en una embarcación que sale de un muelle de la pequeña localidad de Gamboa.
 
En la isla viven 465 especies de vertebrados, incluyendo 72 especies de murciélagos, además de 500 de mariposas, 400 de hormigas, 384 de pájaros y cinco tipos de monos: araña, cariblanco, tití, aullador y el mono nocturno. También hay ñeques, tapires, coatíes, tortugas, cocodrilos, saínos y serpientes. Algunos científicos aseguran haber visto incluso venados, pumas y jaguares.
Últimas noticias

Los murciélagos tienen habilidades cognitivas muy humanas

Investigación revela las habilidades cognitivas complejas de los murciélagos salvajes. Descubre más sobre su memoria episódica.