La extensión del hielo marino fue la más baja registrada en enero

Más leídas

La extensión del hielo marino para la Antártida fue la más baja registrada en enero, y para el Ártico la tercera más baja, según el Servicio de Cambio Climático Copernicus de Europa y el Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve de EE. UU.

“Combinados, los dos hemisferios establecieron un mínimo histórico para la extensión total del hielo marino global, pero esto no significa necesariamente una tendencia y puede ser causado por la variabilidad relacionada con el clima”, dijo NSIDC.

La extensión del hielo marino es uno de los indicadores climáticos utilizados por la OMM en sus informes sobre el estado del clima mundial.

La temperatura es otro indicador, y los últimos ocho años han sido los más cálidos registrados. Fue el séptimo enero más cálido registrado, según Copernicus Climate.

Servicio de Cambio Climático de Copernicus, que es implementado por el Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos a Medio Plazo. Fue el tercer enero más cálido de Europa, que fue testigo de temperaturas inusualmente suaves el día de Año Nuevo.

Hielo ártico

El Ártico se está calentando más del doble de rápido que el promedio mundial. Como resultado, el hielo marino del Ártico se ha retirado drásticamente durante el registro satelital de 44 años. Según la tendencia lineal, desde 1979, enero ha perdido 1,89 millones de kilómetros cuadrados, aproximadamente el doble del tamaño de Alemania, según el NSIDC.

A nivel regional, la extensión del hielo marino se mantuvo particularmente baja en el Mar de Barents, y también estuvo por debajo del promedio en el Mar de Ojotsk, el Mar de Bering y el Golfo de San Lorenzo.

El hielo marino del Ártico suele alcanzar su extensión máxima anual a fines de febrero o principios de marzo, cuando el hielo marino antártico alcanza su extensión mínima. El 1 de febrero de 2022, la extensión máxima del hielo marino antártico fue la más baja registrada (2,26 millones de kilómetros cuadrados).

Hielo en la Antártida

La extensión antártica promedio de enero de 2023 de 3,23 millones de kilómetros cuadrados es la extensión más baja de enero en el registro satelital, por debajo del mínimo histórico anterior de enero de 3,78 millones de kilómetros cuadrados establecido en 2017. la tendencia lineal en la extensión del hielo marino en enero es de 6.400 kilómetros cuadrados por año o 1,3 por ciento por década, según el NSIDC.

Cada año, en esta época, el verano devora el hielo marino alrededor de la Antártida. Pero este año, la Antártida Occidental en particular ha sido más cálida de lo habitual, y esto, combinado con fuertes vientos y grandes olas, ha ayudado a crear enormes áreas libres de hielo en el área desde el Mar de Weddell, y al oeste hacia el Mar de Ross, a través de la Península Antártica. Esta es un área enorme donde el hielo marino está muy por debajo de lo normal, y esto lleva la extensión total del hielo marino alrededor de la Antártida a una distribución baja récord para el mes de enero.

Desde 2017, el área desde el mar de Weddell hacia el oeste hasta el mar de Ross en la parte más meridional del océano Pacífico se ha marcado con una extensión baja más o menos constante de hielo marino.

“A lo largo del año pasado, la extensión del hielo marino fue generalmente baja en la Antártida, y esto está dejando su huella a medida que el nuevo hielo marino que se forma durante el invierno se vuelve más frágil y tiene más facilidad para romperse y derretirse. Rápidamente se convierte en un círculo vicioso en el que el hielo marino tendrá dificultades para recuperarse, tal como vemos en el Océano Ártico”, dijo Gorm Dybkjær, investigador del hielo marino en el Centro Nacional Danés para la Investigación del Clima en el Instituto Meteorológico Danés.

“Es demasiado pronto para concluir si el hielo marino continúa reduciéndose en la Antártida o si solo hay fluctuaciones naturales a largo plazo en el clima. Aquí necesitamos una base estadística más sólida antes de que podamos evaluar si los cambios se deben al cambio climático. Sin embargo, podemos decir que la menor extensión de hielo marino en la Antártida se ajusta a nuestra expectativa de lo que sucederá cuando la temperatura global suba, en cualquier caso, es seguro que lo seguiremos de cerca en los próximos años, junto con el hielo marino alrededor el Ártico” concluye Gorm.

Las temperaturas del aire en el nivel de 925 hPa (760 metros sobre el nivel del mar) han sido de 1 a 2 ºC por encima del promedio desde noviembre en una amplia zona de la costa que se extiende en el sentido de las agujas del reloj desde el este de Wilkes Land a través del mar de Ross y Amundsen, y sobre la mayor parte del mar de Weddell. Sin embargo, también se cree que las aguas cálidas del océano justo debajo de la capa superficial desempeñan un papel en la tendencia general a la baja del hielo marino antártico desde 2016, según el NSIDC.

Últimas noticias

Google aumentó 48% sus emisiones de carbono por el uso de Inteligencia Artificial

Descubre cómo el aumento de la inteligencia artificial está afectando las emisiones de carbono de Google y otros gigantes tecnológicos.