México: rescatistas buscan a 68 desaparecidos en huracanes

Soldados mexicanos buscaban este viernes en medio de toneladas de lodo y tierra en la búsqueda de víctimas de deslaves, y también intentaban dar con el paradero de un helicóptero de la Policía Federal desaparecido mientras realizaba labores de asistencia en la costa mexicana del Pacífico, fuertemente afectada por las inundaciones y huracanes.

 
Por el Pacífico entró la tormenta Manuel y por el Golfo de México tocó tierra el huracán Ingrid, que según cifras oficiales han dejado al menos 97 muertos en todo el país.
 
Picos y palas en mano, centenares de socorristas cavaban este viernes en una infructuosa búsqueda de los 68 habitantes que siguen desaparecidos entre toneladas de lodo, producto de un alud que sepultó esta semana la mitad de una comunidad mexicana.
 
Soldados, infantes de marina y socorristas de Protección Civil trabajaron durante jueves y viernes en La Pintada, una aislada comunidad dedicada al cultivo del café situada al oeste del puerto de Acapulco (sur), también duramente castigado por inclementes lluvias.
 
El pequeño pueblo de 400 habitantes se ha convertido en la zona cero de dos devastadoras tormentas que azotaron México desde el fin de semana pasado inundando ciudades y destrozando puentes.
 
En medio de la tragedia, las autoridades buscan un helicóptero con el que se dejó de tener contacto hacia el mediodía del jueves, mientras realizaba tareas de socorro en la misma región montañosa del estado de Guerrero.
 
El gobierno reportó que 68 habitantes de La Pintada están desaparecidos tras el deslave del lunes, pero los equipos de rescate del gobierno sólo han sacado dos cuerpos del barro.
 
Por otro lado, al menos 40.000 turistas quedaron varados en Acapulco, donde esta semana se iniciaron ‘puentes aéreos’ con aviones militares y de aerolíneas comerciales para transportar a algunos de ellos a la capital.
 
Muchos soldados tuvieron que caminar durante siete horas para llegar a La Pintada por un camino sinuoso cubierto por tierra y rocas, y aún llevará más tiempo enviar maquinaria pesada para agilizar las tareas.

Infobae América

Tags: