Nicaragua es el tercer gran afectado porel Cambio Climatico

De acuerdo con el informe, en el número de personas fallecidas a causa de los desastres naturales dentro de América Latina, Honduras ocupa el primer lugar con un promedio de 329 personas muertas por año, y Nicaragua ocupa el tercer lugar con 160 fallecidos.

 
Haití tiene la quinta posición y República Dominicana la décima. Los otros países más afectados en una lista de 10 son: Myanmar (2), Bangladesh (4), Vietnam (6), Corea del Norte (7), Pakistán (8), y Tailandia (9).
 
Nicaragua, uno de los países más pobres del continente americano, después de Haití, ha soportado en los últimos 20 años el embate de 44 eventos climáticos, entre ellos, los fenómenos naturales más poderosos y mortales, como los huracanes “Mitch” (1998) y “Félix” (2007).
 
El huracán “Mitch”, cuyos vientos alcanzaron una velocidad máxima de 290 kilómetros por hora, provocó más de 11 mil víctimas en Centroamérica, particularmente en Honduras y Nicaragua, con daños estimados en 5 mil millones de dólares.
 
Tanto “Mitch” como “Félix” provocaron pérdidas estimadas en 1,89 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.
 
El huracán “Félix” provocó 114 muertos en Nicaragua y cuantiosos daños estructurales y ecológicos en su región Caribe.
 
El Centro Humboldt de Nicaragua, que presentó el Índice Global de Riesgo Climático 2013, elaborado por el organismo ecologista alemán, Germanwatch, destacó la inclusión de Centroamérica en la Convención de Cambio Climático de Naciones Unidas como “región altamente vulnerable a los impactos del cambio climático”.
 
Los fenómenos naturales también han provocado miles de víctimas y cuantiosos daños en Guatemala y El Salvador, indicó el documento.
 
Según el Banco Mundial (BM), el panorama internacional no es alentador, si se considera que las proyecciones muestran un aumento de 4 grados Celsius en la temperatura del planeta para finales del siglo, con consecuencias para los países de América Central ubicados en una de las regiones más afectadas por los eventos climáticos.
 
Los especialistas estiman que la elevación del calor del planeta puede desencadenar una serie de eventos catastróficos, como olas de calor extremo, disminución de las existencias de alimentos a nivel mundial y una elevación del nivel de los océanos.
 
Estas catástrofes afectarán a millones de personas, según el reporte científico financiado por el BM y divulgado a mediados de noviembre pasado.
 
El BM ha expresado su preocupación por los desastres que el cambio climático puede generar de manera paulatina en el mundo, en especial en Centroamérica, víctima cada año de huracanes, inundaciones y sismos.
 
Ante esta situación, el BM firmó el fin de semana dos convenios de donación a Nicaragua por un monto de 11 millones de dólares, para financiar proyectos de adaptación al cambio climático en el sector de agua y saneamiento y de reconstrucción social y de viviendas en zonas rurales afectadas por fenómenos como el huracán “Félix”.
 
El primer convenio de donación involucra seis millones de dólares del Fondo Especial de Cambio Climático, administrado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), como parte de un proyecto para apoyar la adaptación al cambio climático en Nicaragua.
 
Este proyecto incluye inversiones y protección de fuentes de suministro de agua en cuatro municipalidades piloto.
 
La iniciativa “Adaptación al cambio climático en el sector de agua y saneamiento” beficiará a las municipalidades del centro y el norte del Pacífico nicaragüense.
 
También ayudará a mejorar prácticas del uso eficiente del agua y protegerá las fuentes de abastecimiento en estas áreas.
 
Otro componente del proyecto apoyará la protección de sistemas costeros y sistemas de agua potable en la municipalidad de Corn Island, en el Caribe Sur, para reducir su vulnerabilidad ante el cambio climático y el incremento del nivel del mar.
 
El segundo convenio corresponde a un financiamiento adicional por cinco millones de dólares para el Proyecto de Recuperación por el Huracán “Félix”, con la finalidad de continuar la reconstrucción de infraestructura social y de viviendas en la Región Autónoma del Caribe Norte.
 
Estos cinco millones de dólares son fondos no reembolsables de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), parte del Grupo del Banco Mundial.
 
El proyecto “Recuperación por el huracán Félix” está en implantación desde 2008, para apoyar a las comunidades rurales afectadas en la Región del Caribe Norte luego del paso del huracán en 2007.
 
El proyecto ya ha beneficiado a 3.980 familias con rehabilitación de techos de viviendas, y a 200 familias con la reconstrucción de casas
 

Tags:

Esto tambien te puede interesar