Península Valdés, Patrimonio de la Humanidad en peligro por el plástico

Más leídas

Con motivo del Día Mundial de la Tierra, el deportista náutico y activista Yago Lange, la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas y otras organizaciones denunciaron el aumento de la contaminación por desechos plásticos en las playas de Península Valdés. La iniciativa apunta a que las autoridades provinciales implementen un plan integral de protección del Mar Argentino, que incluya la regulación de la actividad pesquera y la limpieza de las áreas afectadas.

“En octubre del año pasado, mostramos en las redes sociales que las playas de Península Valdés estaban cubiertas con más de 20 toneladas de desechos plásticos. Encontramos elefantes marinos, pingüinos y otras especies obligadas a vivir entre miles de kilos de cajones, baldes y redes, principalmente de la industria pesquera”, dijo Lange en una entrevista con Environmental News.

Y agregó: “Nos reunimos con las autoridades del Ministerio de Turismo y Áreas Protegidas de Chubut, y del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y la Provincia, y nos aseguraron que en 10 días limpiarían las playas. Finalmente, luego de postergar dos veces la medida, dijeron que se llevaría a cabo en marzo de este año, bajo el argumento de que sería lo mejor para la vida marina”.

Según activistas, seis meses después, no solo no se realizó la limpieza de las playas patagónicas, sino que ha aumentado la cantidad de plástico. Al sobrevolar nuevamente Península Valdés registraron más de 100 toneladas de plásticos esparcidos por sus costas.

“Este problema ambiental no se resuelve solo con limpieza. Es necesario que las autoridades implementen un plan de acción eficiente que controle el impacto en las costas del Mar Argentino, pero también regule la industria pesquera, que produce más de 80% de los residuos observados en las playas”, dijo Lange.

Patrimonio de la Humanidad Península Valdés es una de las cinco Áreas Naturales Protegidas (ANP) de la provincia de Chubut, abarca 887.775 hectáreas de estepa patagónica y está ubicada en el departamento de Biedma, a unos 10 kilómetros de la localidad de Puerto Madryn.

Esta reserva natural es el hábitat de diversos ejemplares de la fauna marina como la ballena franca austral, orca y delfín oscuro, lobo marino, elefante marino y pingüino de Magallanes) y fauna terrestre como el zorro gris, guanaco, liebre patagónica, armadillo peludo, buitre cabecirrojo, ñandú patagónico y alondra colilarga.

También alberga más de 300 especies de plantas, entre ellas el “quilimbay”, un arbusto de tamaño mediano endémico de Chubut; el “botón de oro”, una flor autóctona de color amarillo intenso que crece a la vera del camino; y el “coiron duro”, un tipo de hierba característica de la estepa que puede llegar a medir hasta 60 centímetros.

Gracias a su impresionante biodiversidad, Península Valdés ostenta tres títulos honoríficos otorgados por la UNESCO: Patrimonio de la Humanidad (1999); Sitio Ramsar (2012), por la importancia de sus humedales; y Reserva de la Biosfera (2014), que promueve la conservación y protección de sus especies.

Océanos de plástico

El subsecretario de Conservación y Áreas Protegidas de Chubut, Sergio Casin, junto a autoridades del Ministerio del Ambiente de la Nación y Provincial recorrieron en septiembre pasado 8 kilómetros de costas peninsulares y observaron que al menos el 80% de las playas de Puerto Pirámides están contaminadas con desechos de la industria pesquera.

“Es una amenaza que aumentó exponencialmente en la última década. La aparición de residuos sólidos costeros, provenientes de la actividad pesquera y de las ciudades, que van a parar a determinados puntos de la costa chubutense, como Península Valdés o la zona sur de Camarones, es un gran problema para el medio ambiente“, dijo el funcionario.

Casin sostuvo que “es muy difícil ligar el residuo encontrado en el mar con la empresa” que lo genera, y por eso “es complicado llegar a una sanción”. “Una vez que se identifica la procedencia de los cajones, se intima a la empresa a que esto no suceda, se hacen instrucciones administrativas que pueden terminar en multas o suspensiones de la actividad”, afirmó.

Por su parte, desde la organización Playas Limpias señalaron que las autoridades sólo recorrieron unos pocos kilómetros de las costas de la península. “Lo que vieron en Puerto Pirámides se repite en el resto de los sitios menos visitados”, aseguraron, al tiempo que denunciaron que la provincia cuenta con el Plan de Censo y Limpieza Costera, pero que “no se aplica desde 2016”.

El último informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) advirtió que los desechos plásticos representan el 85 por ciento de la contaminación de los mares. Hay entre 75 y 199 millones de toneladas de plásticos invadiendo los océanos, mientras que sólo el 10 por ciento se llega a reciclar, precisaron.

Los especialistas en medioambiente coinciden en que, de seguir esta tendencia, para 2040 la cantidad de plásticos en los océanos se habrá triplicado. Y en 2050 habrá más residuos plásticos que peces en el mar, al ser un material que puede tardar entre 100 y 1000 años en degradarse.

Impacto ecológico

Los plásticos que ingresan a los océanos se fragmentan en partes más pequeñas llamadas microplásticos que miden entre 0,01 y 5 milímetros, y tienen un impacto directo con la cadena alimentaria. “Se superponen con el plancton que sirve de alimento para muchas especies”, dijo la bióloga e investigadora del Conicet Rosana Di Mauro. Estos materiales llegan a los estómagos de ballenas, elefantes marinos, aves y peces.

De acuerdo al estudio encabezado por Di Mauro, publicado en mayo pasado en la revista científica Environmental Pollution, el Mar Argentino sería uno de los lugares más contaminados por microplásticos del mundo. “Hemos encontrado que, si bien es variable, no baja de 10 partículas por litro. Hasta ahora no encontramos una muestra de agua o biológica que no tuviera nada. No hay resultados negativos, son todos positivos, es bastante impresionante”, concluyó.

Últimas noticias

Por qué el consumo de agua en América Latina aumentará casi el doble del promedio mundial

América Latina enfrenta un aumento acelerado en el consumo de agua. Descubre los desafíos que esto plantea y las posibles soluciones.