En lugar de tirar las cáscaras de huevo, esta empresa mexicana las transforma en material de construcción

Más leídas

Las cáscaras de huevo, no se quedan atrás en innovación y la construcción es un claro ejemplo.

Existen muchas aristas cuando hablamos del sector de la edificación, ya sea algo más profesional o una actividad que podemos realizar en casa como las cáscaras de huevo, a través de páginas web para crear planos online o de un tutorial para montar tu propio cohete espacial.

Sin embargo, cuando el diseño y la construcción se unen, aparecen compañías como la empresa mexicana MANUFACTURA, capaz de utilizar las cáscaras de huevo en sus últimas obras.

Edificaciones a base de cáscaras de huevo

Estamos ante una empresa que, según la definición de su página de Instagram, afirma ser ‘un estudio de diseño multidisciplinar que estudia la naturaleza utilizando los sistemas vernáculos y la fabricación digital para encontrarse con un futuro de la construcción más sostenible’. Y es que según sus últimas publicaciones, imaginamos que después de mucha experimentación, han acabado por utilizar cáscaras de huevo como material principal de algunas de sus construcciones con impresoras de tres dimensiones.

Esta es una obra que se ha denominado Proyecto Cáscara de Huevo y parece que busca hacer frente a dos grandes problemas de la industria de la construcción. Por una parte, disminuir el efecto nocivo de la industria de la cerámica en el medio ambiente, una de las industrias más predominantes en el país americano y que tan habitual resulta en las obras que se llevan a cabo en sus pueblos y ciudades. Por otra parte, el proyecto pretende atajar la cantidad ingente de desperdicios que se generan en el país, como las cáscaras de huevo.

Y aquí es donde entra la compañía MANUFACTURA, que busca utilizar los recursos a su alcance, de manera local, que son sencillos de recuperar. En este caso, las cáscaras de huevos, uno de los alimentos más consumidos en todos los rincones del mundo, podrían tener una segunda oportunidad como ingrediente básico para crear un nuevo tipo de material de construcción, a través de su combinación con lo que se denominan ‘bio-aglutinantes’.

Los resultados son sorprendentes: paredes fabricadas con 105 ladrillos y columnas de 26 ladrillos que son realmente estables y que han sido fabricadas gracias al material donado por parte de diferentes restaurantes de Ciudad de México durante dos meses.

Últimas noticias

El auge de la Tecnología Reciclada

Descubre el auge de la tecnología reciclada y su impacto en la transición hacia una sociedad más sostenible.