República Dominicana: arrasaron con la reserva biológica Loma Charco Azul

Recientemente, el Instituto Agrario Dominicano, una agencia gubernamental, trasladó excavadoras y otros equipos pesados al lugar para empezar a desmantelar parte de la zona protegida.

 
La acción es uno de los proyectos especiales del Instituto Agrario Dominicano, en respuesta a las inundaciones del lago Enriquillo que en junio obligó a cientos de familias a ser evacuadas.
 
Pero la zona es árida y no hay riego en el lugar, por lo que es difícil cultivar. Sin embargo, alrededor de 105 hectáreas están programadas para la limpieza inmediata.
 
La organización Grupo Jaragua, que es la filial de BirdLife en la República Dominicana, y los residentes locales, están en alerta tratando de detener los bulldozers, notifican a los medios de comunicación y otros grupos ambientales de su profunda preocupación por la repentina intrusión respaldadq por el gobierno, atentando contra la conservación y el derecho ambiental.
 
El Instituto Nacional de Abogados para la Protección del Medio Ambiente está preparando acciones legales contra esta medida, ya que afirman que contraviene la Ley Nacional de Medio Ambiente 64-00, y establece un peligroso precedente para todas las áreas protegidas de la República Dominicana.
 
La Academia Nacional de Ciencias y la Comisión Ambiental de la Universidad Autónoma de Santo Domingo también han expresado su preocupación.
 
El Grupo Jaragua está en comunicación constante con la Oficina del Fiscal del Medio Ambiente para tratar de poner fin a la deforestación. Sin embargo, un área de alrededor de 7,2 hectáreas fue destruida a principios de la mañana del 17 de julio.
 
El Instituto Agrario Dominicano, responsable de la destrucción, ha mostrado un permiso para realizar esta actividad firmada por el Ministro de Medio Ambiente Dr. Bautista Rojas Gómez.
 
La Reserva Biológica Loma Charco Azul está situado en la Sierra de Bahoruco, en el suroeste de República Dominicana. Abarca 17.400 hectáreas y fue establecida como resultado de la colaboración entre el Grupo Jaragua, American Bird Conservancy, el gobierno dominicano y el Consorcio Ambiental Dominicano.
 
La importancia de la zona para la conservación fue reconocida por el ex presidente Leonel Fernández, quien le concedió el estatus de Reserva en 2009. Este fue un logro importante para el Grupo Jaragua, que había estado presionando para la protección del área.
 
Su doble condición, como hábitat para las aves y animales y como corredor de vida silvestre y por ser parte dentro de la Reserva de la Biosfera Jaragua-Bahoruco-Enriquillo declarada por la UNESCO, le confieren respaldo por acuerdos y legislaciones internacionales.
 
La zona afectada es la parte más grande del hábitat restante para Iguana Cyclura ricordii, que sólo se encuentra en el suroeste de la República Dominicana y está catalogada como “En Peligro Crítico” en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) .

Tags:

Esto tambien te puede interesar