Retiran talcos de Johnson & Johnson por presunta contaminación con asbesto

La compañía farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson informó el viernes que retirará un lote de talco para bebés en EE.UU.

después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos encontrara pequeñas cantidades de asbesto, una sustancia cancerígena, en muestras tomadas de un botellín comprado por Internet, informa The New York Times.

La compañía, que ha dominado el mercado de talcos durante más de 100 años, comunicó que se limita a retirar un lote de ese producido distribuido en Estados Unidos el año pasado.

El análisis de laboratorio indicó la presencia en la muestra de no más de 0.00002 % de amianto crisotilo, una sustancia prohibida en varios países.

El asbesto define a un grupo de minerales que a menudo se encuentran en el talco, que se usa ampliamente en cosméticos. La exposición al mismo puede aumentar los riesgos de una serie de enfermedades como el cáncer de pulmón y el mesotelioma.

La compañía explicó que era demasiado pronto para confirmar si la contaminación cruzada de la muestra había causado un resultado positivo, si se tomó de una botella con un sello intacto, o si la muestra se preparó en un ambiente controlado. El fabricante de medicamentos agregó además que no podía confirmar si el producto era auténtico o falsificado.

J&J, que enfrenta en los últimos años miles de demandas relacionadas con productos que contienen talco, señaló en un comunicado que ‘miles de pruebas en los últimos 40 años confirman repetidamente que nuestros productos de consumo de talco no contienen asbesto’.

Mientras tanto, una hora después de la apertura de la Bolsa de Nueva York, los valores de J&J cayeron un 3,87 %.
 

Esto tambien te puede interesar

33 aniversario de la explosión de Chernobyl un desastre humano y ecológico

Causó la muerte instantánea de 50 personas, pero miles de habitantes desde entonces afectados ...

España: Madrid prepara nuevos protocolos de contaminación para 2016

Los cambios apuntan a reducir los niveles de alta contaminación en la capital española