Río Negro: llegó el Coriolis II para desarrollar un plan de investigación en el Golfo San Jorge

El buque oceanográfico Coriolis II llegó al puerto de Comodoro Rivadavia para iniciar tareas de investigación en el Golfo San Jorge. Estuvo presente la embajadora de Canadá en Argentina, Gwyneth Kutz, y el gobernador Martín Buzzi visitó la embarcación y conversó con los científicos argentinos y canadienses.
 

Kutz remarcó que la cooperación entre Canadá y Argentina seguirá profundizándose. “La Embajada viene siguiendo el desarrollo de este fascinante programa de trabajo conjunto en el campo científico. Esta es una iniciativa rica y pionera en el campo de las ciencias del mar”, dijo.
 
“Creemos que el abordaje de los temas que conciernen al medio ambiente debe ser multisectorial. A medida que nuestra civilización produce nuevas formas y concepciones sociales, el planeta siente el efecto y la necesidad de adaptarse. Las formas de subsistir, tanto para la sociedad como para el hábitat, evolucionan”, manifestó.
 
“Como Argentina, mi país es federal. Yo vengo de la provincia de Alberta, integrada con muchos intercambios con la Patagonia y Tierra del Fuego. Sé lo importante que es para las provincias mostrar su identidad y sentirse pilares del país que integran. Defender sus recursos, multiplicarlos, salvaguardar sus industrias, generar trabajo, fortalecer su cultura local como la indígena”, expresó.
 
“La pesca, el transporte marino, el turismo, la explotación de recursos naturales, los desafíos de las variables del cambio climático y otros temas nos unen naturalmente para buscar caminos y soluciones para cuidar nuestro patrimonio natural”, detalló la embajadora Kutz.
 
En tanto, el gobernador Buzzi recordó que esta campaña  oceanográfica tiene como origen una iniciativa de Comodoro Rivadavia cuando él era intendente. Fue entonces cuando se hicieron los contactos que luego tendrían apoyo nacional e internacional, explicó Buzzi.
 
“Esto es dejarnos de vincular con el mar solamente a través de los buques pesqueros; es fundamentalmente llevar adelante un programa de cooperación junto a Canadá que nos permite arribar al día de hoy luego de un camino que empezamos hace seis años y que nos permite aplicarle el conocimiento en el mar hacia adelante”, apuntó.
 
“Nosotros un tiempo atrás definimos este proyecto que denominamos ‘Pampa Azul’, nombrado así porque los argentinos tenemos en la cabeza que la Argentina es una inmensa pampa verde que genera proteínas, alimentos y trabajo. Frente a la costa patagónica tenemos una inmensa ‘Pampa Azul’ capaz de generar tantas proteínas como la pampa verde”, señaló.

Patagónico

Tags: