Siembran más de 3 mil hectáreas de hierba marina y restauran con éxito todo un ecosistema

En Virginia, Estados Unidos se han restaurado con éxito 3642 hectáreas de pastos marinos. Gracias al esfuerzo consiente de investigadores avocados al proyecto, tanto que ha sido imitado en otras partes del mundo.

Los que buscan hacerle frente al cambio climático ven en esta alternativa una oportunidad de recuperar la biodiversidad.

Karen McGlathery solía nadar en las bahías de la costa oriental de Virginia, y siempre observaba un agua turbia y marrón y además los sedimentos se acumulaban a su alrededor.

Luego al implementar estas técnicas de reforestación, donde ella nada se observan exuberantes praderas de hierbas verdes marinas y repletas de peces y crustáceos.

“Es como una hermosa pradera submarina. “Es simplemente precioso” menciona la profesora de ciencias ambientales que ha sido testigo de la transformación del ecosistema acuífero en Virginia.

La científica forma parte de un equipo que dirige el mayor proyecto de restauración de hierbas marinas del mundo. “Es modelo para restaurar y mantener ecosistemas saludables“, según un documento de investigación de 2020 que presenta la posibilidad de que los hábitats marinos vuelvan a la vida.


En la década de 1930 un afectamiento degenerativo acabó con los pastos marinos en la costa de Virginia. Lo que antes era como ver una alfombra de hierba marina de repente pasaba a ser un fondo marino sin vida.

En cambio en la década de los noventa se encontró la forma de insertar pequeños parches de pastos marinos que dieron la esperanza de hacer creer que era posible recuperar lo que se había perdido.

“Todo el mundo pensaba que el pasto marino nunca, nunca podría volver, pero nadie hizo ningún tipo de experimento para comprobarlo“, mencionó Robert Orth quien se encargó de hacer experimentos a pequeña escala de la reforestación ya mencionada.


Robert Orth dice: “¿por qué no intentar lanzar un programa de restauración utilizando semillas?“, fue por eso que en el 2001 se pensó en reconstruir el ecosistema oceánico semilla a semilla.

Se esparcieron cantidades de semillas en las bahías de South, Cobb, Spider Crab y Hog Island y lo demás lo hizo la naturaleza.

“La naturaleza se encargó de ello. Mientras seguimos poniendo semillas en zonas que no tienen hierba marina, la naturaleza ha ido extendiendo la hierba marina de forma natural”, puntualizo Orth.

Se calcula que se han sembrado más de 75 millones de semillas en los últimos 20 años. Se han abarcado 9000 hectáreas de bahías costeras, mejorado la calidad del agua, aumentado la biodiversidad marina.


El cambio climático se mitiga con los resultados obtenidos.

“Me gusta decir que estas hierbas son una especie de canario en la mina de carbón. Prosperarán si la calidad del agua es buena, y perderán la vida si no lo es. Si se solucionan los problemas de calidad del agua, se puede recuperar la hierba muy rápidamente, en pocas décadas”, menciona Jill Bieri directora del programa de la reserva de la costa de Virginia de The Nature Conservancy.

Como las hierbas marinas son un ecosistema en peligro en cualquier ubicación geográfica, han sido copiados los métodos implementados en Virginia.

Richard Unsworth, profesor de la Universidad de Swansea, dirige el mayor proyecto de restauración de praderas marinas del Reino Unido menciona lo siguiente:

“Hemos utilizado su ciencia como criterio. Queremos aplicar las técnicas que están utilizando [en Virginia] para rejuvenecer los mares costeros del Reino Unido, a una escala similar, si no mayor“, puntualizo Unsworth.

Por ahora la investigación a largo plazo del proyecto le ha permitido calcular datos precisos sobre la cantidad de carbono que almacenan las praderas marinas. Mientras tanto, el equipo se esfuerza por devolver a cada una de las bahías costeras el aspecto que tenían antes de que el afectamiento a la salud se cobrara la hierba marina.

“El proyecto”, dice Unsworth, “está demostrando al mundo que realmente se pueden restaurar los océanos“. Aunque muchas iniciativas han restaurado hábitats costeros como los manglares pocos han podido restaurar los ecosistemas que se encuentran bajo la superficie del agua. “Es bastante importante lo que han conseguido“destacó Unsworth, augurando que el pasto marino vuelve.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Estados Unidos: Suman 11 los muertos por las inundaciones en Luisiana

Es el temporal más devastador desde que la tormenta Sandy golpeó a Nueva York ...

México: advierten por un nuevo derrame tóxico en Sonora

Se produjo un derrame tóxico en un río desde una mina de cobre administrada ...

Argentina: Se incendian 120 hectáreas en el Parque Nacional Los Alerces

En el lugar trabajan aviones hidrantes y cuatro familias fueron evacuadas. Los bosques de ...