SUCEDE AHORA: Baja el río Paraná en Corrientes, pero sigue el alerta

El caudal comenzó a crecer en los puertos de Iguazú y por nuevas lluvias en el sur de Brasil, por lo que el Instituto Nacional del Agua (INA) pronosticó un ascenso de las aguas en el Paraná para los próximos días.

 
Según mediciones de la Prefectura Naval en los puertos de Itatí, Paso de Patria y la ciudad de Corrientes, el río descendió 7 centímetros en las últimas 24 horas, sigue en bajante y permanece estacionado en las localidades de Goya y Bella Vista.
 
En la capital provincial, donde la altura de evacuación es a los 7 metros, seguía en 7,09 metros a diferencia de ayer, cuando alcanzó los 7,16 metros, lo que ratifica una tendencia en descenso.
 
El número de damnificados en los barrios costeros continuaba siendo de 50 familias alojadas en dos centros municipales y otras 150 autoevacuadas, informó hoy el intendente Fabián Ríos (FPV).
 
‘La baja del río Paraná es sostenida y estamos planificando de qué manera acompañamos el regreso de las familias damnificadas a su hogares’, dijo el jefe comunal a Télam.
 
La comuna brinda asistencia sanitaria y alimentaria a todos los damnificados con recursos propios y del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, detalló el intendente y destacó que el Plan de Contingencia ‘actuó con previsión y se evitaron consecuencias mayores’.
 
‘Si bien el descenso es lento, esperamos que se acentúe’ y que el ‘repunte’ en las altas cuencas ‘dé espacio para que el río se ubique por debajo de los 6 metros en Corrientes’, expuso Ríos.
 
En Goya, donde el Paraná midió 5,69 metros y está a un centímetro del nivel de evacuación, el intendente Gerardo Bassi (FpV) dijo a Télam que hay 60 familias reubicadas y esperan el pico de la creciente para el domingo o lunes.
 
‘Trabajamos en la consolidación de las defensas provisoriasy en el  mejoramiento y apertura de nuevos canales de desagües’, indicó.
 
Bassi resaltó la tarea en la zona rural y barrios más vulnerables y confirmó la continuidad de la ayuda a los autoevacuados con alimentos, abrigo, infraestructura y materiales para las casas.
 
‘La situación es compleja pero con el trabajo constante y la ayuda del Ejército tenemos controlado un panorama en el que logramos transmitir tranquilidad y seguridad a las familias’, afirmó.
 
El intendente de Goya destacó el anuncio formulado hoy por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien aseguró la construcción de defensas para esa localidad de la costa del Paraná.
 
Bassi celebró que ‘ese aporte directo del gobierno nacional’, pues Goya depende de ‘defensas provisorias y bombas de desagüe ‘y las inundaciones son recurrentes, por el río o las lluvias’.
 
En Santa Lucía, a 200 kilómetros de la capital, la subida del Paraná obligó a seis familias de la isla Guaycurú a trasladarse a la costa de la ciudad y otras 29 permanecen reubicadas en la isla.
 
El intendente, José Carlos Sananez (FpV) destacó el aporte del Ministerio de Desarrollo Social para los inundados y garantizó la transparencia de su distribución a través de bomberos voluntarios.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Advierten que la sequía en California será prolongada

Expertos en gestión de agua y emergencias llamaron a tomar conciencia de la realidad ...