Un estudio revela cómo se producen las partículas de las nubes de la Amazonia

Un estudio dilucidó un misterio que desde hace más de una década intrigaba a los científicos: el origen de los aerosoles atmosféricos que alimentan a las nubes de la región amazónica en condiciones libres de polución atmosférica.

 
Estas partículas microscópicas suspendidas en el aire desempeñan un rol fundamental en el clima, pues dan origen a los llamados núcleos de condensación de nubes, las partículas sobre las cuales el vapor de agua presente en la atmósfera se condensa para formar las gotas de nubes y lluvia, según explicaron los autores.
 
De acuerdo con nuevos resultados de esta investigación, realizada con el apoyo de la FAPESP en el marco de la campaña científica Green Ocean Amazon Experiment, las partículas precursoras de los núcleos de condensación de nubes se forman en la alta atmósfera y son transportadas hacia cerca de la superficie por las nubes y la lluvia.
 
‘Hace al menos 15 años que veníamos intentando medir en suelo la formación de nuevas partículas de aerosoles en la Amazonia y el resultado era siempre igual a cero. Las nuevas partículas nanométricas sencillamente no aparecían en la Amazonia. Las mediciones se realizaban en suelo o con aviones volando a lo sumo a tres mil metros de altura. Pero la respuesta, a decir verdad, estaba mucho más arriba aún’, comentó Paulo Artaxo, docente del Instituto de Física de la Universidad de São Paulo, en Brasil, y coautor del artículo.
 
Según Artaxo, quien coordina el Proyecto Temático ‘GoAmazon: la interacción de la pluma urbana de Manaos con emisiones biogénicas de la Selva Amazónica’, la selva emite naturalmente gases conocidos como compuestos orgánicos volátiles, entre ellos terpenos y isoprenos, que son transportados por la convección de las nubes hacia la alta atmósfera: pueden llegar a los 15 mil metros de altura, donde la temperatura se ubica en torno de los 55 °C negativos.
 
‘Con el frio, los gases volátiles se condensan y forman partículas inicialmente muy pequeñas, de entre 1 y 5 nanómetros. Esas nanopartículas adsorben gases y se chocan unas con otras, se coagulan rápidamente y crecen hasta alcanzar un tamaño con el cual pueden actuar como núcleos de condensación de nubes, en general entre los 50 y 70 nanómetros’, explicó Artaxo.

FUENTE: Ecoticias

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Indonesia: Suman 281 los muertos y 1.016 los heridos tras el tsunami

La ola gigante también provocó 11.687 desplazados y dañó 611 viviendas, 69 hoteles, 60 ...

Pekín activa la alerta naranja por contaminación

Se activa a partir de los 200 microgramos de concentración por metro cúbico de ...