Un volcán islandés produjo un notable incremento de la contaminación en Europa

Más leídas
La larga erupción del volcán islandés de Baroarbunga (entre septiembre de 2014 y febrero de 2015) emitió casi 12 millones de toneladas de dióxido de azufre, una contaminación que ha afectado a Europa.

Los investigadores ya habían previsto que las emisiones de SO2 consecuencia de este volcán causarían graves problemas de salud a lo largo de Islandia e, incluso, el continente europeo.

Ahora, un estudio publicado en Asociación Europea Geoquímica, apunta que estas previsiones son reales y que miles de personas se han visto afectadas por estas emisiones, especialmente en Reino Unido, Francia y Países Bajos.

El autor principal del trabajo, Sigurdur Gislason, ha explicado que la investigación se ha llevado a cabo en Islandia y con las agencias de medio ambiente en varios países europeos, que fueron capaces de demostrar que los niveles de SO2 se elevaron significativamente a raíz de la erupción.

Así, en Irlanda se encontraron picos altos de SO2, con niveles de SO2 superiores a los límites de Europa para la protección de la salud humana, siete meses después de que terminara el suceso. Incluso a una altitud de 1.210 metros, en los Alpes austríacos, los niveles de SO2 se dispararon, según han indicado los expertos. Concretamente, se ha hallado un nivel alrededor de 50 veces superior al normal.

  Crisis mundial del agua: advierten por riesgo inminente
Últimas noticias

Encontraron en Japón ejemplares del anfibio más grande del mundo casi extinto

Investigadores de la Universidad de Kioto confirmaron el hallazgo de ejemplares de salamandra gigante china, el anfibio vivo más...

Noticias relacionadas