viernes, diciembre 2, 2022

VIDEO | La suelta de globos en Cleveland que generó un desastre ecológico

Más leídas

Todo sucedió un mediodía del 27 de septiembre de 1986 en la región de Ohio, en los Estados Unidos. Resulta que una aventura innovadora se convirtió en un caos que se cargó con dos vidas.

Ese día, voluntarios se reunieron para inflar millones de globos. ¿Cuál era el motivo? Lograr un récord mundial. Más de 100.000 personas se juntaron en la plaza pública del centro de la ciudad para realizar la hazaña.

“Ballonfest”: el festival de globos que desconcertó al mundo

Todo estaba perfectamente planificado. Allí inflaron con helio un millón y medio de globos y los colocaron bajo una red ubicada en una estructura rectangular de 76 metros. Luego, procedieron a realizar la suelta.

El cielo se llenó de color, pero a los pocos segundos se dieron cuenta del error que cometieron. Provocaron una contaminación irreversible. Y a esto se suma que las condiciones climáticas tampoco ayudaron.

Tal como explicó John Grabowski, historiador jefe de la Sociedad Histórica de Western Reserve y profesor de historia de la Universidad Case Western Reserve, en una entrevista con el programa norteamericano Myfox8: “Querían poner a Cleveland en el libro Guinness de los récords mundiales, querían hacer algo más grande y mejor que nadie”, comunicó.

E hizo hincapié en lo siguiente: “La gente pensó que los globos alcanzarían una altura en la que estallarían, pero se desintegraron. El año anterior, en 1985, Disneyland había lanzado 1 millón de globos para honrar a Walt Disney en lo que habría sido su 84 cumpleaños”.

Más tarde, la situación empeoró ya que dos hombres que navegaban por el lago Erie resultaron desaparecidos.

  El tabaco, otra amenaza para el medio ambiente

Raymond Broderick y Bernard Sulzer se habían caído de un barco mientras pescaban por las aguas heladas. Debido a la enorme cantidad de globos que flotaba por la zona no lograron encontrarlos.

Ambos murieron ahogados y encontraron sus cuerpos en la costa, a pocos kilómetros de distancia donde se provocó el acontecimiento.

En ese sentido, el meteorólogo Scott Sabol dijo que: “Después de mirar las condiciones presentes, pocos minutos antes del lanzamiento de los globos, no había manera de que fuera factible hacerlo”.

Para finalizar, puntualizó que a partir de esta tragedia la sociedad tomó conciencia en torno a esta práctica que, si bien parecía una diversión, se convirtió en un caos para el ambiente y vecinos que habitaban allí.

Últimas noticias

Científicos reviven un “virus zombi” que estuvo 48.500 años congelado en el permafrost de Siberia

El aumento de las temperaturas está provocando el "despertar" de antiguos patógenos que podrían suponer una amenaza para la salud pública

Noticias relacionadas