Buenos Aires: lanzaron en San Miguel un ambicioso programa municipal para la separación de residuos

El lanzamiento tuvo lugar en el Corredor Aeróbico Municipal (Av. Francia y Sdor. Morón). El mismo fue encabezado por el intendente del municipio, Joaquín de la Torre, quien estuvo acompañado por el jefe comunal de San Martín, Gabriel Katopodis, el titular del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), Hugo Bilbao, el Jefe de Gabinete, Alfonso Coll Areco y representantes del sector privado.

La cantidad de residuos sólidos urbanos (RSU) que generan los grandes centros urbanos crece día a día. En el año 1996 el municipio de San Miguel generaba cerca de 55.000 Tn/año de RSU, mientras que en el último año la suma ascendió a las 80.000 Tn/año. Encontrar la manera de gestionar y reducir estos residuos es un desafío que enfrentan todas las ciudades, y que requiere grandes inversiones y planificaciones de largo plazo. San Miguel está dando el primer paso con el desarrollo y lanzamiento de un plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), un plan que busca dar una solución económica, social y ambiental a un problema estructural.
 
El punto de partida para el desarrollo de este Plan fue la evaluación de la composición de la bolsa de residuos de San Miguel. ¿Cómo se componen los residuos promedio de nuestro distrito? El 34% son reciclables, el 45% son orgánicos, y casi el 21% son residuos especiales. Esto indica que el 79 % de los residuos que actualmente se recogen, transportan y entierran, podrían reciclarse, compostarse o tratarse con nuevas tecnologías, y así, evitar que ocupen lugar en el relleno sanitario.
 
El plan de Gestión Integral de residuos sólidos de San Miguel tiene como objetivos primordiales la reducción de los residuos enviados a disposición final, la valorización de los residuos reciclables, la preservación de la salud humana,  la mejora de la calidad de vida de la población, y en particular de los “recicladores urbanos”, la  optimización de los recursos del municipio, como así también el cuidado del ambiente y la conservación de los recursos naturales. Para ello, el Municipio de San Miguel dictaminó las políticas correspondientes bajo la ordenanza GIRSU en noviembre del 2012.
 
Es en función de esto que se prevé una serie de inversiones estructurales del plan de GIRSU 2013, que incluyen 10 puntos de reciclaje; una planta municipal de clasificación, acopio y venta de material reciclable; ambientalización de la vía pública y centros educativos; un centro de chipeo de verdes y molido de áridos; y el estudio y desarrollo de nuevas tecnologías (por ejemplo el compostaje y la biodigestión).

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Los microplásticos llegaron al cuerpo de los humanos

Un estudio piloto demuestra que las heces de personas de varios países contenían partículas ...

Buenos Aires analiza adoptar un modelo europeo de incineración de basura

Funcionarios del Ceamse y del gobierno de La Ciudad de Buenos Aires viajaron a ...