Desarrollan en EE.UU un nanofiltro que elimina residuos de antibióticos en las aguas subterráneas

Investigadores de la Universidad de Cincinnati, en Estados Unidos, han desarrollado y probado un nanofiltro de energía solar que es capaz de eliminar sustancias cancerígenas nocivas y los antibióticos de las fuentes de agua (lagos y ríos) a una velocidad muy superior a la tecnología de filtrado utilizada actualmente hecha de carbón activado. Estos expertos presentan este martes sus resultados en la Junta General 113 de la Sociedad Americana de Microbiología.

 
Vikram Kapoor, estudiante de doctorado de Ingeniería Ambiental, y David Wendell, profesor asistente de Ingeniería Ambiental, explican que el nuevo filtro está formado por dos proteínas bacterianas capaces de absorber el 64 por ciento de los antibióticos en las aguas superficiales frente a un 40 por ciento de la tecnología de filtrado hecha con carbón activado que se usa en la actualidad. Uno de los aspectos más interesantes de este filtro es la capacidad de reutilizar los antibióticos que son capturados.
 
‘La presencia de antibióticos en las aguas superficiales es perjudicial porque engendra y mata a las bacterias resistentes a los microorganismos útiles, que pueden degradar los entornos acuáticos y cadenas de alimentos. En otras palabras, los agentes infecciosos como virus y bacterias causantes de enfermedades se hacen más numerosos, mientras que la salud de los arroyos y lagos se degrada’, señala Kapoor.
Los nanofiltros nuevos, mucho más pequeños que el diámetro de un cabello humano, podrían tener un gran impacto en la salud humana y en la salud del medio acuático (ya que la presencia de antibióticos en aguas superficiales, también puede afectar el sistema endocrino de peces, aves y otros animales salvajes). El filtro cuenta con uno de los mismos elementos que permiten a las bacterias resistentes a los medicamentos ser tan dañinas, una bomba de una proteína llamada AcrB.

Tags:

Esto tambien te puede interesar