martes, diciembre 6, 2022

El 70% del plástico apto para compostaje no se descompone completamente, según un estudio

Más leídas

Los esfuerzos para clasificar los desechos y las aplicaciones caseras de reciclaje poco a poco ganan espacio en muchos los hogares del mundo. Ahora, investigadores del University College London indicaron en un artículo que el compostaje doméstico no es un método eficaz de eliminación de envases calificados como aptos para ese proceso. Los hallazgos se publicaron en la revista Frontiers in Sustainability.

El proyecto también mostró que, si bien el 85% de las personas encuestadas estaban entusiasmadas con la compra de envases compostables, muchas estaban confundidas por lo que eso significaba.

Danielle Purkiss del University College London, quien dirigió el estudio, dijo que “incluso cuando las personas identificaron correctamente el plástico compostable certificado en el hogar y lo colocaron en su compostura doméstica, la mayoría de esos plásticos permanecieron en grandes fragmentos después de un año, y muchos permanecieron como microplásticos.

Algunos apenas se rompieron. Tenemos fotos que la gente ha enviado después de 12 meses en las que todavía se puede leer la etiqueta de certificación de abono doméstico, lo cual es irónico. Había bolsas de plástico que todavía estaban tan intactas que probablemente podrías guardar tus compras en ellas”.

Un plástico no tan amable

El consumo mundial de plástico ha aumentado dramáticamente en las últimas dos décadas. Alrededor de la mitad de los 353 millones de toneladas de desechos plásticos generados en 2019 terminaron en un vertedero, mientras que poco menos de una cuarta parte se manejó sin conciencia ecológica, lo que significa que se quemaron en pozos abiertos o terminaron en vías fluviales, océanos o tirados en tierra.

  Solución al mayor flujo de residuos del mundo: producir arena

Aunque los plásticos que llegan al medio ambiente eventualmente se descomponen, el proceso puede llevar cientos de años e implica que primero se erosionen en microplásticos que impregnan todos los rincones del mundo.

En un intento por abordar la contaminación plástica, muchos países, están eliminando gradualmente los plásticos de un solo uso y reemplazándolos con opciones reciclables, reutilizables o compostables. Los plásticos compostables a menudo están hechos de ácido poliláctico o PLA, y vienen en dos tipos: compostables industriales y domésticos.

Los plásticos compostables industriales, que suelen cumplir normas de calidad, necesitan las condiciones calientes y controladas de una instalación comercial para biodegradarse por completo. Los plásticos certificados como compostables en el hogar deben biodegradarse completamente en un compost doméstico después de 12 meses.

La biodegradación completa significa que el plástico se descompone en dióxido de carbono, agua y una pequeña cantidad de biomasa, que se puede utilizar como compost. Para obtener el sello de aprobación “compostable en el hogar”, el plástico se prueba de acuerdo con los estándares, como la temperatura específica, el contenido de humedad, el flujo de aire y la mezcla de microbios, para ver si se biodegrada dentro de un año.

Para ver cómo les va en el mundo real, Purkiss y sus colegas lanzaron el Gran Experimento de Compostaje. Durante dos años, más de 900 personas en el Reino Unido colocaron un total de 1.307 artículos de plástico certificados como compostables en el hogar, como bandejas de comida y envoltorios de periódicos, en una bolsa de red suelta no biodegradable antes de agregarla a su compost doméstico.

“Las bolsas no afectan la forma en que se descompone el plástico: los espacios de la malla son lo suficientemente grandes como para que los gusanos y las bacterias puedan pasar. La bolsa de malla solo ayuda a las personas a encontrar lo que queda del material plástico al final del experimento”, informó Purkiss.

  Argentina: Fabricarán tejas para techos usando neumáticos reciclados y plástico

Los participantes verificaron el estado del plástico compostable en el hogar en intervalos de tres meses. Como era de esperar, los tiempos de compostaje más largos generalmente significaban una mayor biodegradación, pero al final del experimento, el 60% de los plásticos compostables en el hogar certificados permanecieron como fragmentos de más de 2 milímetros. Otro 12% se desintegró en piezas de menos de 2 mm, pero aún eran visibles.

Purkiss y su equipo no investigaron qué hizo que algunas composteras domésticas tuvieran más éxito en descomponer plásticos que otros, pero un estudio derivado está examinando la composición microbiana de esos contenedores eficientes para ver si comparten una combinación común de insectos. Muchos participantes del estudio informaron sentirse “disgustados” por la cantidad de plástico que quedaba en su contenedor de compost.

Por ahora, en lugar de diseñar plásticos para el contenedor de compost doméstico, Purkiss sugirió que se preste más atención a los plásticos destinados a instalaciones industriales, donde el medio ambiente puede controlarse estrictamente. “Simplemente hay demasiada variación en factores como la humedad y la composición microbiana cuando se trata del compostaje doméstico, y diseñar plásticos que puedan descomponerse en una amplia gama de entornos es una tarea difícil”, concluyó la especialista.

El equipo de investigación se completó con Ayşe Lisa Allison, Fabiana Lorencatto, Susan Michie y Mark Miodownik.

Últimas noticias

Fiebre ecologista en Holanda: cerrará 3.000 explotaciones agrícolas para no contaminar

El cierre de estas explotaciones se efectuará mediante expropiaciones a los agricultores y ganaderos.

Noticias relacionadas