Guatemala: Construyen más de 100 escuelas usando solo botellas plásticas

Las botellas de plástico desechadas se utilizan en Guatemala para construir escuelas. Son más de una centena los centros educativos que se han terminado con esta ingeniosa manera de edificación, que además, ayuda a mantener limpio el ambiente.

Estos ladrillos ecológicos son botellas de bebidas comerciales llenas de basura inorgánica.

Las estructuras más importantes de una nación, sin duda, son las escuelas. Estos importantes centros de educación, a menudo no se construyen por falta de recursos, o debido a la problemática para conseguir los materiales de construcción adecuados. Es allí, donde las botellas de plástico desechadas han marcado la diferencia en este particular en Guatemala.

“Desde 2009, se han construido más de 100 escuelas utilizando este método poco común pero increíble. Comunidades enteras se están uniendo para construir una infraestructura educativa más sostenible para su futuro”. Señalan los encargados del proyecto.

Desde 2009, en Guatemala se han construido 116 escuelas con este interesante método.

En la actualidad, comunidades enteras se están uniendo a esta iniciativa que está dirigida por ellos mismos. Donde la infraestructura deseada se logra manteniendo una dinámica sostenible y ecológica.

Toda construcción requiere fondos, estos son provistos por Hug It Forward, después de que la comunidad se haya organizado y completado el proceso de solicitud. También, se deben tener 6500 botellas de plástico y desechos inorgánicos para colocar dentro de las mismas.

El municipio en cuestión, realiza el pago de dos albañiles calificados para este tipo de obras y el Ministerio de Educación se encarga de los honorarios de los maestros que participan en este proyecto.

Escuela de botellas… ¿qué son?

Son centros de educación construidos con postres y vigas de uso común en las edificaciones. Los cimientos, pilares y vigas son de hormigón armado con varilla, pero la diferencia está en los eco-ladrillos. Las botellas sustituyen a estos, por lo que el interior de las paredes de la escuela es plástico resistente.

“Las aulas de botellas se construyen con ladrillos ecológicos, que son botellas de plástico rellenas de basura inorgánica. Nuestras aulas de botellas se construyen utilizando el método establecido de construcción de postes y vigas. Los cimientos, columnas y vigas son de hormigón armado con varilla. A diferencia de los bloques de cemento que no son muy responsables con el medio ambiente, utilizamos ladrillos ecológicos en nuestras construcciones. Como resultado, nuestros proyectos son mucho más baratos de construir en comparación con los métodos y materiales de construcción más tradicionales, funcionan para limpiar el medio ambiente, brindan el espacio para una discusión real sobre los obstáculos ambientales locales e involucran a toda la comunidad en su construcción. resultando en un sentido de orgullo y propiedad”, señalan desde el sitio web de la organización encargada del proyecto.

Conseguir botellas de plástico no resulta tan caro, además, esto contribuye a limpiar el ambiente, enseñan lecciones sobre sostenibilidad ambiental y fomentan la integración. Acometer esta empresa, transmite al sector un sentido de orgullo y propiedad.

“Para hacer eco-ladrillos, los integrantes de la aldea recogen basura inorgánica, como bolsas de plástico, paquetes de chips y poliestireno y los introducen en botellas de plástico hasta que quedan duros como ladrillos. Luego los ladrillos ecológicos se intercalan entre una malla de gallinero y se cubren con cemento para formar las paredes de la escuela.” Señalan desde la organización encargada del proyecto.

La sensación de construir algo con tus propias manos no tiene precio. La comunidad entera puede tener niños que pueden decir: “Yo construí mi escuela”. Algo que no sucede en los países desarrollados.

Hug It Forward tiene la firme intención de crear conciencia sobre el uso de la basura, el consumismo y la necesidad de potenciar a las comunidades de un sentido de pertenecía. Esto es tan importante como contar con un centro educativo local.

“Nuestro objetivo es compartir la tecnología de la escuela de botellas para que cualquier persona en cualquier parte del mundo pueda crear su propia escuela de botellas, donde sea que sea necesario” Finalizaron.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

durmientes

Argentina: Promueven la producción de durmientes a partir de residuos

La medida busca generar impactos positivos ambientales a través de la recuperación de residuos ...

Panamá: Un millón de botellas de plástico para construir una ecoaldea

El procedimiento es sencillo: Las botellas se meten en estructuras metálicas, se cubren de ...