Mujer india da empleo a 2000 mujeres convirtiendo desechos plásticos en tela

Ante el calentamiento global, los movimientos ecologistas o que simplemente buscan que se proteja y cuide más el medio ambiente, han florecido. Al igual que las diferentes iniciativas tecnológicas, sociales y económicas que tienen como finalidad hacer funcionar la aldea, ciudad o hasta el país de una manera más amistosa con la naturaleza.

Y es ahí donde aparecen casos como el de la ciudadana de la India, Rupjyoti Saikia Gogoi, de 47 años, quien reutilizando desechos plásticos los convierte en hermosos bolsos, felpudos, tapetes de mesa y otros productos de decoración fabricados en telares manuales tradicionales.

Sistema de reciclaje gracias al cual ha podido capacitar a miles de mujeres, con las que limpian los entornos del Parque Nacional Kaziranga, que se encuentra cerca de los imponentes Himalayas y ubicado en Assam. Lugar donde habita el raro rinoceronte de un cuerpo. Lamentablemente, como ocurre con casi todo sitio turístico, diariamente este parque nacional se ve invadido por una masiva cantidad de desechos plásticos, entre los que normalmente se encuentran botellas, bolsas y envoltorios de alimentos.

Ahí apareció Rupjyoti, junto con otras mujeres, quienes comenzaron a recolectar el plástico que era tirado en su vecindario, surgiendo así una iniciativa que les cambiaría la vida.

Ya que después de recolectar varios kilos de basura plástica, los lavaron y secaron, para luego empezar a cortar las bolsas en tiras y atarlas de un extremo a otro hasta hacer un hilo largo. Para posteriormente, en un telar manual tradicional, utilizar un hilo de algodón en dirección vertical, mientras que los tejidos horizontales se hacen con el hilo producto del reciclaje del plástico. “Usamos todo tipo de cubiertas y envoltorios plásticos para tejer. Esto le da al producto un acabado colorido y lo hace duradero”, explicó Rupjyoti Saikia Gogoi a The Better India.

Un método que rápidamente tuvo éxito y que se empezó a enseñar a otras mujeres, dando origen así a un amplio negocio que atrae a muchos turistas.

El hecho de que el tejido en telar manual sea una habilidad tradicional entre las mujeres asamés, ayuda a que la nueva técnica de tejido ecológico de Rupjyoti sea aprendida más fácilmente, necesitándose por lo tanto, adquirir solamente nuevos conocimientos correspondientes al reciclaje y a la capacidad de llevar adelante con ello un negocio que empodere a cada una. Así esta mujer de la India, ha logrado que su método de tejido se realice en 35 aldeas de Assam, capacitándose a 2.000 mujeres para ello.

Y a pesar de que todas tienen un telar tradicional en sus hogares, muchas prefieren enviar los productos terminados a Rupjyoti para que ella los venda a través de Kaziranga Haat.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

desechos

Convierten desechos en ladrillos, tejas y postes

El municipio mendocino de Junín recibirá todos los meses el material reciclado para ser ...

Construirán el yate más grande del mundo para extraer residuos plásticos del océano

Incluye un sistema de incineración de alta tecnología que permite que cualquier desecho salvo ...