Rosario: renovaron la maquinaria para gestionar la basura recogida

El centro de procesamiento de residuos municipal renovó maquinaria para gestionar las 1.600 toneladas de basura recogidas por día de las calles de Rosario. A la par, en el predio de Bella Vista continúan las obras para poner en funcionamiento el nuevo complejo de reciclaje. “Sin duda mejorará la gestión de residuos en la ciudad. Tendremos el segundo mejor predio de reciclado y compactación detrás del Ceamse de Buenos Aires”, consideró el secretario de Servicios Públicos municipal, Pablo Seghezzo.
 

El lunes pasado el municipio avanzó con una nueva licitación que derivó en el arribo de maquinaria destinada a modernizar el predio de residuos ubicado en Bella Vista. Requirió una inversión del Estado local de 27 millones de pesos. De la firma japonesa Komatsu llegaron distintas máquinas que son utilizadas para obras viales: topadora, retroexcavadora, palas cargadoras, compactadoras, entre otras. En los tres turnos por día los trabajadores del predio donde se erige la nueva planta de reciclado gestionan 1.600 toneladas de residuos: unas 800 corresponden a domiciliarios y el restante de volquetes y barrido. También llamado residuo inerte este es compactado y termina siendo relleno.
 
El complejo de reciclaje se localiza en Presidente Perón al 8000, en un predio de cuatro hectáreas y tendrá una superficie cubierta de 3.570 metros cuadrados para las operaciones de separación, clasificación, limpieza de materiales, compostaje, chipeado e infraestructura complementaria. Según informaron desde el municipio, tendrá la capacidad de administrar 250 toneladas de residuos reciclables, de los cuales se recuperará el 60 por ciento. “El material reciclado se entrega a las cooperativas de recolectores ligados al programa Separe dispuesto por la subsecretaría de Economía Solidaria”, indicó Seghezzo.

Además, el predio donde se dispone la basura desde hace 10 años profundizará en la creación de abono orgánico también conocido como compost. Por día llegan unas 100 toneladas de materia orgánica, de las que tras el proceso de fermentación y pérdida de líquido y calor quedan sólo 30 toneladas de compost. El mismo se destina, según su calidad, a nutrir el vivero municipal o también para la cobertura de rellenos, tierra para cultivar césped para parques, plazas y canteros.

En la actualidad, este proceso se puede observar al transitar por avenida Circunvalación y Uriburu. Desde allí se pueden observar dos montañas que, según indicó el funcionario, respetan las medidas paisajísticas impuestas por el municipio. También relativo al compost existe un pedido a la Secretaría de Medio Ambiente del gobierno nacional para lanzar un programa de entrega de materiales para los vecinos que quieran realizar compost en su casa. Esto sería, según anunciaron desde el Ejecutivo municipal, para fomentar prácticas de reciclado de material orgánico “en origen”.

El Ciudadano & la Gente

Tags:

Esto tambien te puede interesar