Una bolsa de tela, 1.000 bolsas de plástico menos

Las bolsas de plástico de un solo uso representan un grave problema, no solo para el medio ambiente, sino para las personas.

 
Está claro que las bolsas de plástico son un símbolo de la incultura de “usar y tirar” en la que vivimos inmersos. Podemos decir que no se puede evitar o bien podemos tomar las riendas y asumir que tenemos un gran poder cambiar las cosas. En este sentido y en otros. Pero siempre hay que empezar y poco a poco ir introduciendo más cambios, que nos hagan sentirnos conscientes y responsables de cada uno de nuestros hábitos.
 
Existen sencillas alternativas para evitar las bolsas de plástico de un solo uso:
 
– Llevar siempre a mano una bolsa de tela plegable. Ocupan poco y son muy resistentes para tus compras espontáneas de cada día.
 
– Cuando se realice una compra grande, llevar el carrito de la compra o bolsas grandes, o una mochila.
 
– Para pequeñas compras, como las de la farmacia, un libro, es común tomar la bolsa que te dan, y colocarla en el bolso o mochila. ¿Realmente necesitas esa bolsa? Seguramente se puede decirle que no al comerciante.
 

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Chile inaugura el primer edificio de materiales reciclados en América Latina

Está construido con materiales reciclados de contenedores marítimos, acero reutilizable, maderas de estructuras en ...

Con la ayuda de Tetra Pak se suman nuevos recicladores

La empresa aportó equipos y soporte técnico para sumar un centro de reciclado en ...

Mendoza: quitaron una gran cantidad de basura del lago del Parque San Martín

Se trata de un segado de lamas, que se realizará periodicamente, y se complementa ...