sábado, diciembre 3, 2022

Una empresa y una cooperativa crearon un programa para que los vecinos de Tigre reciclen los envases larga vida

Más leídas

“Los envases de larga vida son uno de los materiales que abundan en el consumo diario en la Argentina. Pero tenemos una baja tasa de reinserción, por debajo de los dos dígitos. Necesitamos gestionar este residuo y que toda la comunidad tome conciencia sobre la importancia de que no termine en un vertedero; habilitado o no, que es peor. La posibilidad de reinserción en el mercado es real y por eso lanzamos esta experiencia dentro del distrito en alianza con Tetra Pak”, explica Ramiro Martínez, de 48 años, presidente de la Cooperativa Creando Conciencia en el partido de Tigre.

La experiencia de la que habla es un programa que busca aumentar la conciencia de los consumidores: por cada tonelada de envases de cartón reciclados, la empresa que los fabrica entrega cincuenta litros de leche larga vida para comedores o instituciones públicas de las diferentes localidades del partido.

Este incentivo es una de las formas de promover la recuperación, junto a campañas de comunicación y otras acciones. Para Horacio Martino, de 54 años, gerente de Sustentabilidad de Tetra Pak Cono Sur y presidente de Cempre Argentina (Compromiso Empresarial para el Reciclaje), uno de los objetivos centrales de esta iniciativa es la concientización para que instituciones, comercios, industrias y familias separen los envases de larga vida en origen y los entreguen a la cooperativa. Esto no solo contribuye al cuidado del medioambiente (dado que la cooperativa asegura la logística para el reciclaje) sino que también es una ayuda para los comedores comunitarios.

“Este plan de acción permite incrementar la cantidad de envases que se reciclan y, así, aprender cómo ayudar desde las marcas para una más rápida y efectiva transición hacia la economía circular, donde cada recurso cuenta. Asimismo, la asociación civil Cempre reúne el esfuerzo de varias marcas con este fin común”, explica Martino.

  Argentina: Fabricarán tejas para techos usando neumáticos reciclados y plástico

Creando Conciencia se fundó en 2005 con el trabajo de un grupo de vecinos. Los movió a hacerlo la preocupación por la disposición final de los residuos sólidos, la realidad de los recuperadores urbanos conocidos como cartoneros y la búsqueda de opciones reales para solucionar estos desafíos desde la sustentabilidad y la responsabilidad social.

Hoy se encarga de hacer recolección puerta a puerta o en Ecopuntos en barrios, empresas y colegios de Tigre y es pionera en la recolección diferenciada de residuos en camiones propios con caja seca. En su planta hace la recepción, acondicionamiento y procesamiento para después reinsertarlos en la industria.

Tetra Pak, cuyos primeros envases larga vida llegaron a la Argentina en la década de 1960, se instaló en el país en 1979 y en 1986 abrió su primera planta de fabricación local en la provincia de La Rioja.

Hace más de dos décadas que hace acciones en el país para incrementar el reciclado de los envases posconsumo. Con educación ambiental, promoción del desarrollo de nuevos productos reciclables, apoyo con capacitación técnica a cooperativas de recuperadores urbanos y municipios, fortalecimiento de los sistemas de reciclaje y la interacción con terceros especializados en cada etapa de la cadena de valor. Así busca lograr una segunda vida para los envases y avanzar hacia una economía circular.

Acciones concretas

Desde 2020, Creando Conciencia genera diferentes productos finales a partir de residuos que en su mayoría no tienen reinserción en el mercado. En ese contexto, trabaja junto a Tetra Pak desde hace más de diez años. Juntos, buscan mejorar los índices de recolección de los envases de larga vida.

  La basura de plástico puede cubrir el Reino Unido en tan solo 20 años

Al margen de esta experiencia de incentivar la separación en origen con las donaciones de leche, Creando Conciencia logró reciclar 6.000 kilos de estos envases durante el primer semestre de 2022. Ahora apunta a superar ese número. Su planta procesa 300 toneladas mensuales de todo el espectro de reciclado (envases de larga vida, vidrio, plásticos, papel, cartón, ferrosos y no ferrosos, entre otros).

“Ya avanzamos en una primera entrega de 300 litros de leche al comedor Tino en el barrio La Mascota, en la localidad de Benavidez, donde todos los días asisten más de 200 chicos por su copa de leche o alguna de las otras comidas”, cuenta Martínez.

“Creemos en el trabajo social como la única manera de construir una sociedad más justa y segura para todos. Por eso, sabemos que el trabajo territorial es fundamental, desde el formato de cooperativa, desde la interacción con el municipio y desde la certeza de que solo incluyendo a todos los actores sociales podremos seguir generando mayores espacios de inclusión”, explican la web de Creando Conciencia.

La estructura de esta cooperativa es lo que se conoce como empresa social. Su objetivo de crecimiento económico y de infraestructura es la mejora equilibrada de cada uno de los actores de la organización. “No buscamos grandes rentabilidades, sino la excedencia necesaria”, sostienen.

Su trabajo se complementa con el de decenas de recicladores que utilizan los envases Tetra Pak como materia prima para hacer cajas, placas para aplicar como chapas de techo y otras similares al aglomerado, celulosa proyectable, etc. Esto le da una segunda vida al envase y genera empleo directa e indirectamente.

  Argentinos crean "madera plástica" para evitar la tala de casi dos millones de árboles

Desafíos y soluciones

Uno de los diagnósticos de Tetra Pak es la falta de conocimiento sobre el trabajo de recuperación y reciclaje en toda la cadena de valor. Por eso la empresa realiza alianzas para llegar a gente clave en las comunidades que a su vez lleve este mensaje y lidere el cambio hacia una economía circular.

El programa que realiza junto a Creando Conciencia es una prueba a pequeña escala de la solución a la disposición final de materiales reciclables. Lo que no se recicla, “representa un desafío por varios aspectos: no permite inclusión ni empleo, desaprovecha recursos que se pidieron a la naturaleza y, además, ocupa espacio en rellenos sanitarios”, describe Martino. “Esperamos que este plan de acción no solamente fortalezca el gran trabajo que viene haciendo la cooperativa sino que, además, ayude a concientizar y cambiar hábitos de separación en origen”, agrega.

Desde la cooperativa, Martínez subraya que el reciclado se inicia donde se produce la basura: “Nuestro trabajo no empieza en la cinta de clasificación para el tratamiento de materiales, sino en la concientización de los generadores domiciliarios, grandes o medianos, para la correcta segregación de los residuos. Ese concepto es la base para todos los materiales en general: adquirir la conciencia necesaria para disponer y segregar correctamente todas las vertientes del reciclado”.

Últimas noticias

Estudio revela qué característica comparten humanos y pulpos

Estos animales marinos invertebrados han sido calificados por la comunidad científica como animales muy inteligentes y sintientes..

Noticias relacionadas