Cuáles son los lagos italianos que la mayoría de los turistas no conocen

Más leídas

En un esfuerzo por encontrar tranquilidad, muchos han dirigido su atención hacia los lagos italianos. Sin embargo, no estamos hablando de los conocidos lago de Garda o lago de Como, los cuales están repletos de turistas y populares entre las celebridades.

Existen docenas de lagos más pequeños que permanecen relativamente desconocidos para el turismo de masas y que ofrecen una experiencia más auténtica y serena. “Estos lagos son verdaderos tesoros escondidos”, subrayaron autoridades del turismo local.

A diferencia de Garda, que se encuentra frente a los Alpes y está lleno de bulliciosas ciudades turísticas, los lagos menos conocidos mantienen una atmósfera de calma. Estos destinos son frecuentados principalmente por lugareños que disfrutan de excursiones de un día y picnics, escapando del ajetreo diario. “Aquí es donde verdaderamente se puede conectar con la naturaleza y disfrutar de la serenidad”, afirmaron visitantes regulares.

Entre estos rincones tranquilos se destacan varios lagos que ofrecen paisajes impresionantes sin las grandes conglomeraciones de turistas. Explorarlos puede ser una aventura gratificante tanto para los entusiastas de la naturaleza como para quienes buscan un respiro de las concurridas atracciones italianas. “La belleza de estos lagos reside en su pureza y tranquilidad”, comentaron expertos en turismo natural.

La creciente necesidad de nuevos destinos ha llevado a los visitantes a explorar más allá de los puntos turísticos más publicitados. Al hacerlo, han descubierto que Italia tiene mucho más que ofrecer, y estos lagos escondidos están empezando a ganar popularidad. Sin embargo, su ubicación apartada y la falta de promoción masiva aseguran que sigan manteniendo su encanto exclusivo. “Nos encanta la paz y privacidad que estos lugares ofrecen”, expresan recurrentemente los turistas que huyen de las multitudes.

La información sobre las ubicaciones exactas de estos lagos italianos no siempre está ampliamente disponible, lo que añade un elemento de descubrimiento y exploración. Muchos prefieren mantener estos lugares en secreto para preservarlos de la explotación turística. No obstante, para aquellos dispuestos a aventurarse y descubrir estos rincones, la recompensa es inmensa. Algunos turistas han expresado que “vale la pena el esfuerzo para encontrar estos remansos de paz”.

Los desconocidos lagos italianos

Lago Turano

El Lago Turano es un lago artificial situado en la región de Lazio, en Italia, específicamente en la provincia de Rieti. Fue creado en 1939 con la construcción de una presa en el río Turano, a fin de generar energía hidroeléctrica. Este lago se encuentra a unos 536 metros sobre el nivel del mar, tiene una superficie de aproximadamente 5,6 kilómetros cuadrados y una profundidad máxima de 68 metros.

Lago Scanno

El Lago Scanno se encuentra en la región de Abruzos, en el centro de Italia, específicamente en la provincia de L’Aquila. Este lago natural, de origen tectónico y kárstico, está situado a una altitud de 922 metros sobre el nivel del mar y tiene una superficie aproximada de 1 kilómetro cuadrado.

El Lago Scanno es conocido por su forma inusual, que en diversas vistas aéreas parece ser similar a la de un corazón, fenómeno que le ha conferido cierta popularidad turística. El lago está rodeado por montañas y bosques, ofreciendo un paisaje pintoresco que atrae a visitantes durante todo el año. Las actividades populares en el área incluyen el senderismo, la natación y el piragüismo.

Lago Iseo

El Lago Iseo, también conocido como Lago Sebino, está ubicado en la región de Lombardía, en el norte de Italia, entre las provincias de Bérgamo y Brescia. Es un lago glacial con una superficie de aproximadamente 65,3 kilómetros cuadrados y una profundidad máxima de 251 metros.

Una de las características más destacadas del Lago Iseo es Monte Isola, la isla lacustre más grande de Italia y una de las mayores de Europa. Monte Isola ofrece pintorescos pueblos, caminatas panorámicas y rutas ciclistas que atraen a numerosos visitantes. Además de Monte Isola, el lago alberga otras islas menores como Loreto y San Paolo.

Lago Nemi

El Lago Nemi es un pequeño lago volcánico situado en la región de Lacio, en la provincia de Roma, Italia. Tiene una superficie de aproximadamente 1,67 kilómetros cuadrados y una profundidad máxima de unos 33 metros. El lago está ubicado en el cráter de un antiguo volcán de los Montes Albanos, y se encuentra a una altitud de 316 metros sobre el nivel del mar.

El Lago Nemi es famoso por sus históricos vínculos con la Antigua Roma. En sus aguas se encontraban dos barcos ceremoniales de grandes dimensiones, construidos bajo el emperador Calígula, que fueron recuperados en el siglo XX y actualmente se exhiben en el Museo de las Naves Romanas de Nemi.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Últimas noticias

Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, 17 de junio

La desertificación, la degradación de la tierra y la sequía son algunos de los retos medioambientales más acuciantes de nuestro tiempo