Huella Andina: El sendero de largo recorrido que une cinco Parques Nacionales

La Huella Andina -el sendero pedestre más extenso del país- es el proyecto turístico más importante de esta temporada que, con 540 kilómetros de recorrido, invita a los caminantes a internarse en los mágicos paisajes de norpatagonia; interactuar con las comunidades y descubrir las particularidades de cada uno de los puntos del recorrido.

 
‘Huella Andina evidencia el potencial inmenso que tiene la Patagonia y la Argentina, ya que existen innumerables senderos actuales y potenciales para la realización de caminatas en lugares de bellezas escénicas asociadas tanto al patrimonio natural como al cultural’, definió el ministro de Turismo de la Nación (MINTUR) y titular del Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR), Enrique Meyer.
 
El proyecto se sustancia con el desarrollo de un sendero troncal que une el Lago Aluminé (Neuquén) con el área del lago Baguilt (Chubut), pasando por las inmediaciones de localidades tales como Aluminé, Junín de los Andes, San Martín de los Andes, Villa Traful, Villa La Angostura, San Carlos de Bariloche, El Bolsón, Lago Puelo, El Hoyo, Epuyen, Cholila, Esquel y Trevelin.
 
‘Huella Andina evidencia el potencial inmenso que tiene la Patagonia y la Argentina’Enrique Meyer, ministro de Turismo de la Nación
 
Este recorrido atraviesa los Parques Nacionales de Lanín, Nahuel Huapi, Arrayanes, Lago Puelo y Los Alerces, además de reservas provinciales y territorios fiscales y privados. Se corresponde además con el territorio que involucra a la Reserva de la Biosfera Andino Norpatagónica, declarada así por la UNESCO.
 
 “Este es un proyecto del MINTUR y que está llevado territorialmente por la Administración de Parques Nacionales (APN). Tiene fuerza, sustento y validez con la articulación interministerial del MINTUR, la APN, y el Consejo Federal de Turismo, entre otros organismos.. Se trata de tres planos claros de gestión: Nación, Provincias y Municipios”, dijo a Télam la  directora de Desarrollo de la Oferta de la Dirección Nacional de Desarrollo Turístico del MINTUR, Mariana Pérez Márquez.
 
Huella Andina está bajo el paraguas de Senderos de Argentina, que es una idea muy ambiciosa que busca desarrollar todo un sendero troncal a lo largo del país para anexar o incluir a este tipo de experiencias que tiene que ver con la naturaleza, la valorización del patrimonio histórico cultural y también una idea o el desarrollo de un producto turístico que también tenga que ver con el bienestar.
 
En el sendero,  los caminantes disponen de un variado material informativo para conocer los detalles sobre estas caminatas de no más de 7 horas cada etapa. La Huella Andina está demarcada para ser accesible a todo el mundo al tratarse de un camino de fácil y media dificultad en el 60 por ciento de su recorrido. Y para más facilidad, cuenta con una cartelería con la necesaria información sobre el tramo a recorrer.
 
Dividido en etapas, cada una no supera en ningún caso los dos días, y algunas podrán recorrerse a caballo o en bicicleta. Toda la información al respecto está bien detallada en los carteles. La marca que caracteriza a la Huella Andina, las dos franjas, una azul y la otra blanca, ya se descubren el paisaje norpatagónico, invitando a seguir el sendero hasta la próxima parada.
 
Todos los tramos de este gran sendero se señalizan de forma intensiva a fin de facilitar su recorrido por caminantes con pocos conocimientos técnicos de orientación y cartografía, pero aquellos que tengan una mayor preparación, pueden asimismo dirigirse a los cientos de senderos que se interconectan con Huella Andina, y que brindan posibilidades de todo tipo.
 
Una de las características sobresalientes del proyecto fue la participación de una gran cantidad de actores que conformaron una red compuesta por organismos nacionales, provincias, municipios, clubes andinos y otras organizaciones no gubernamentales y civiles.

Tags: