Todo lo que hay que saber para conocer las “Rutas Naturales” de la Patagonia argentina

La Costa Atlántica patagónica es muy extensa, variada y tiene mucho para ofrecer. En la Ruta del Mar Patagónico es posible encontrar naturaleza única y un poco de aventura mezclada con buena gastronomía, tradiciones, cultura y las playas con las aguas más cálidas del país. Desde Punta Bermeja y Las Grutas, en Río Negro, hasta Puerto Deseado o Río Gallegos en Santa Cruz, esta gran ruta con eje en la Ruta Nacional N°3 atraviesa playas, penínsulas, golfos y bahías que son visitadas por delfines, orcas, pingüinos, lobos y elefantes marinos. Uno de los lugares más destacados es la Península Valdés, área protegida en Chubut que es Patrimonio Natural Mundial de la UNESCO. Antes de viajar, se recomienda consultar el calendario de temporada de avistaje de fauna en la web https://peninsulavaldes.org.ar/calendario-de-fauna/

Hacia el oeste, la Ruta de la Patagonia Andina, formada por el bosque andino patagónico ofrece infinitos senderos para recorrer y nuevos lugares por descubrir. Ríos y lagos turquesas, cascadas escondidas, montañas nevadas y glaciares, forman parte del paisaje que protegen distintos parques nacionales, entre especies emblemáticas como pehuenes, arrayanes y alerces milenarios. La ruta 40 articula recorridos que atraviesan las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut y al menos cinco parques nacionales. Hay una excelente oferta de alojamientos, desde campings públicos a glampings, hosterías y resorts de lujo. El Parque Nacional Nahuel Huapi (más de 700 mil hectáreas) y El Parque Nacional Lanín (más de 400 mil hectáreas) son los dos lugares más destacados de la región. Las excursiones lacustres en el lago Perito Moreno y en el lago Lacar son las más populares. Desde San Carlos de Bariloche, Villa La Angostura y San Martín de los Andes se pueden contratar excursiones con guías experimentados para realizar los distintos recorridos.

Hacia el norte, la Ruta de los Altos Andes, integrada por las provincias de Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca y Salta se constituye para distintos segmentos de demanda según sus circuitos y experiencias: uno, destinado a escaladores y andinistas profesionales. Otro, destinado a un público amplio, ávido de vivir aventuras, cabalgatas y trekkings de baja o mediana exigencia a través de paisajes y lugares imponentes a lo largo de la Cordillera de los Andes. Se complementa con las rutas del vino, termas naturales y ciudades oasis. En algunos casos, oferta de deportes o esquí.

La Ruta de la Estepa, atravesada por las provincias de La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut y Santa Cruz recorre la inmensa meseta patagónica, que fue testigo de gigantes dinosaurios y hoy los guanacos corren libres entre una vegetación achaparrada y ríos que se abren paso hasta llegar al mar. Esta ruta invita a conectar el litoral atlántico con los Andes y llegar a ellos para ver una majestuosa puesta de sol.

En la provincia de Santa Cruz se destaca la Ruta de la Patagonia Austral: tierra de glaciares, campos de hielo y cumbres que desafían a intrépidos escaladores. Los Andes salpicados por lagos de aguas verdosas se encuentran con la estepa patagónica y cañadones que esconden vestigios de nuestros antecesores. En esta ruta está el Parque Nacional Los Glaciares (se recomienda visitar el Lago Argentino), el Patagonia, el Perito Moreno y la Cueva de las Manos (Patrimonio Mundial de la UNESCO). En El Chaltén, capital nacional del trekking, se pueden realizar varios circuitos. El más importante es de Laguna de los Tres, con una increíble vista del Monte Fitz Roy.

En la provincia de Tierra del Fuego AIAS, la Ruta del Fin del Mundo invita a recorrer toda la Isla Grande para disfrutar de sus increíbles atractivos naturales. Desde el norte, siguiendo el escénico recorrido de la Ruta Nacional N°3, se puede recorrer la estepa, cruzar la Cordillera de los Andes y llegar hasta el mítico Canal Beagle. Además del increíble Parque Nacional Tierra del Fuego, es posible visitar reservas provinciales como Costa Atlántica y Corazón de la Isla, navegar por el canal Beagle, practicar buceo, kayak, mountain bike, recorrer senderos de corto y largo recorrido, hacer montañismo, esquí, snowboard, cabalgatas y realizar visitas a estancias y pueblos tradicionales que se destacan por su gastronomía, como Tolhuin y Puerto Almanza. En el trayecto desde Ushuaia a Tolhuin, es recomendable visitar el Lago Fagnano.

La Ruta del Continente Blanco (Antártida) comienza en Tierra del Fuego, el territorio más cercano a la Antártida, y que se abre hacia un destino casi inexplorado. Los viajes turísticos a la Antártida empezaron en 1958 con el buque argentino ARA Les Eclaireurs y, desde entonces, el continente blanco se convirtió en un destino único para viajeros y viajeras de todo el mundo. Desde 1961, la Argentina forma parte del Sistema del Tratado Antártico, que entre otras cosas regula la actividad turística para garantizar la preservación y el cuidado de los ecosistemas antárticos. Tierra del Fuego es una de las principales puertas de entrada a este territorio, que es parte de nuestra historia, cultura, identidad y tradición científica.

Antes de viajar, se recomienda consultar en la web https://www.argentina.gob.ar/verano los requisitos actualizados que se deben cumplir para poder visitar las distintas provincias.

Tags:

Esto tambien te puede interesar