Un accidente geográfico que sorprende en la Patagonia

La Patagonia argentina está llena de accidentes geográficos, tanto en la costa como en las cercanías terrestres. Esto la convierte en un destino ideal para curiosos y amantes de la naturaleza.

En Comodoro Rivadavia, más precisamente en el barrio pesquero Caleta Córdova, sorprende lo que se conoce como el Farallón. Se trata de un accidente geográfico frente a los paredones de acantilados. Una suerte de paredón gigante a unos pocos metros de la costa.

Una formación constituida hace 40 millones de años, cuya composición permitió la formación de accidentes geográficos como este, por acción de la erosión oceánica.

El desgaste provocado por el agua del mar fue creando cuevas, que con el paso del tiempo, se fueron quebrando y desprendiendo del cerro que penetra las aguas. El cerro, sin embargo, demostró ser duro de roer y se convirtió en un farallón que le imprime una belleza única al paisaje.

El lugar es hábitat natural de tres especies de cormoranes, que se posan sobre la base del Farallón, brindando un espectáculo natural imperdible que se puede observar fácilmente desde la orilla.

Al lugar se puede acceder fácilmente en auto, bici o bien caminando. Sólo hay que seguir 20 km aproximadamente desde el centro de Comodoro Rivadavia, por la RN 3 hasta el acantilado.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Argentina: El impenetrable chaqueño cautiva al turismo internacional

Cuenta con una oferta turística completa a la que cualquier fanático de la naturaleza ...

Argentina: El Plan 50 Destinos avanza en Río Negro

Autoridades nacionales recorrieron las obras en marcha y participaron de la inauguración de la ...

Las Yungas: El tesoro poco conocido del norte argentino

Se encuentran una amplia gama de microclimas y diferentes pisos de vegetación. Ofrece la ...