Alerta en Florida por la aparición de caracoles gigantes africanos: las autoridades dispusieron la cuarentena en un condado

Más leídas

El Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida (FDACS sus siglas en inglés) dispuso una cuarentena en ciertas áreas del condado de Lee, en la costa suroeste, tras detectarse la presencia de caracoles de tierra gigantes africanos (Lissachatina fulica).

La agencia informó la medida por medio de un comunicado en el que precisó que es ilegal recoger o mover los caracoles fuera del área afectada y no se puede trasladar plantas, desechos de jardín o escombros en el espacio definido por las autoridades, que abarca el área de Billy Creek, a lo largo del río Caloosahatchee.

La medida responde al riesgo que esta especie entraña tanto para la salud humana como para los cultivos. Los caracoles terrestres africanos son considerados uno de los más dañinos en el mundo y consumen cientos de plantas diversas, lo que puede ser devastador para la agricultura y las áreas naturales del estado.

Asimismo, son una amenaza para las personas ya que portan el gusano pulmonar de rata parásito, responsable de causar meningitis. Ésta es una inflamación que se produce en el líquido y las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal y puede conllevar riesgo de vida. Inlcusive, la Organización Mundial de la Salud ha advertido que en los casos en los que los pacientes se recuperan de esta enfermedad, pueden quedar secuelas graves.

Es por ello que la FDACS busca evitar el contacto entre los residentes y estos moluscos y contener su aparición en un perímetro controlado.

Esta no es, sin embargo, la primera vez que se ven estos animales -que pueden alcanzar los 20 centímetros- en el estado. Poco tiempo atrás, en diciembre de 2022, la agencia había confirmado la presencia de los moluscos, lo que la llevó a emplear el uso de un pesticida a base de metaldehído para su erradicación.

El metaldehído funciona al interrumpir la capacidad de producción del moco de los caracoles y las babosas, lo que reduce su digestión y movilidad, y los vuelve más susceptibles a la deshidratación.

Igualmente, los estudios sobre esta especie datan de meses antes, precisamente de junio del último año, cuando la División de Industria Vegetal de la FDACS comenzó a inspeccionar el área e inició las tareas de prevención ante una posible plaga agrícola.

Un mes más tarde, el laboratorio de Nematología de la División confirmó la presencia del gusano pulmonar de rata -Angiostrongylus cantonensis- en la población de caracoles gigantes africanos detectados por aquellas fechas en el condado de Pasco. Esto elevó aún más la alerta de las autoridades y los llevó a pedir a la ciudadanía local su colaboración para erradicarlos.

Finalmente, en diciembre se confirmó la detección de un ejemplar del caracol en el condado de Lee y, posteriormente, de nuevos ejemplares, y se dio paso a la implementación de la cuarentena en las últimas horas.

La eliminación más reciente de esta plaga -aunque no la primera- data de 2021, cuando se consiguió exterminar el aluvión de estos animales descubiertos en el condado de Miami-Dade en 2011.

La anterior había sido en 1975, luego de la primera detección en 1969.

Estos caracoles varían en fenotipo, es decir, en su color y los hallados en Florida presentan caparazones de color marrón oscuro con carne de tono grisáceo.

Últimas noticias

¿Qué países europeos lideran el reciclaje de ropa?

Conoce la problemática de los residuos textiles y el poder del reciclaje de ropa. Proteger el planeta a través de acciones efectivas.