Cinco situaciones que estresan a tu mascota, pero vos desconocés

No es habitual que los signos de estrés de las mascotas sean advertidos por sus dueños, pese a que pueda tener consecuencias sobre la salud y bienestar de aquellos. En rigor, en numerosas ocasiones, el estrés se manifiesta como una mala conducta, lo que no nos permite identificar el problema y tratarlo como deberíamos.

No todas las situaciones afectan por igual a todos los perros: los que a unos les causa mucho estrés, a otros le puede resultar totalmente indiferente. Te detallamos las principales causas de estrés en los perros, para que intentes evitarlas en la medida de lo posible.

1. Hacer poco ejercicio físico (o demasiado)

Los perros acumulan mucha energía a lo largo del día y necesitan liberarla con actividades y, sobre todo, con paseos. Unos minutos al día cuando los bajamos a hacer sus necesidades no bastan para que nuestro animal deje de acumular tensión. Si esto ocurre, terminará por estresarse y es posible que muestre en casa un comportamiento destructivo.

Por otro lado, y aunque resulte paradójico, el exceso de ejercicio también estresa mucho a los perros y puede dañar sus articulaciones. Busca la justa medida en función de su raza y edad, para hacer que los paseos diarios sean de su agrado y le resulten beneficiosos.

2. No socializar lo suficiente

Los perros no son animales solitarios. Al contrario, nacen en manada y necesitan del contacto con otros animales y también con personas. Si no acostumbramos a nuestro perro a relacionarse con otros perros durante sus paseos, ni con otras personas, su carácter se volverá huraño y desconfiado cada vez que alguien se le acerque, y esto le producirá estrés. Además, su carácter en casa se tornará conflictivo. Deja que socialice, le evitarás mucho aburrimiento y tristeza.

3. El aburrimiento

Aburrirse es desquiciante, tanto para los perro como para las personas. Una cosa es que tu mascota necesite unas rutinas que le den estabilidad, y otra muy distinta es que todos los días de su vida sean exactamente iguales. Es decir, que siempre paseen por los mismos sitios y vean a la misma gente, a los mismos perros. Es bueno cada cierto tiempo variar vuestro recorrido habitual para ofrecerle nuevos olores y estímulos.

4. Demasiadas horas en soledad

Los perros no están hechos para vivir solos, y es una de las cosas que peor llevan. Ellos, que son sociables por naturaleza, no pueden pasar más de 5 horas al día solos en casa. Si te resulta imposible pasar tanto tiempo con él, es imprescindible que encuentres una alternativa. Puedes contratar a una persona que se encargue de pasearle, llevarle a una guardería canina o pedirle a una persona de confianza que pase algún tiempo con él y lo saque a la calle.

5. Algunos desconocidos

A pesar de ser animales muy sociables, no todos los perros se acercan con buen ánimo a un desconocido, e incluso llevan mal que sean estas personas desconocidas las que se acerquen a ellos. Sobre todo, si no saben respetar el espacio vital de los perros y se acercan a ellos dispuestos a darles unas palmadas en la cabeza. Esto, definitivamente, les estresa mucho. Procura que la gente sea respetuosa con tu animal y le evitarás muchas situaciones de estrés innecesario.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Aseguran que podría desaparecer el delfín rosado

Ecologistas advirtieron esta semana que el delfín blanco chino, más conocido como delfín rosado ...