Colombia:Pescadores ilegales estarían cazando delfines rosados para vender su aceite

Orocué es un pequeño municipio, de unos 8.000 habitantes, ubicado en el sureste de Colombia. En la última semana, sus autoridades han tenido que atender un número inusual de llamadas para confirmar las denuncias de muchos de sus pobladores: pescadores ilegales estarían cazando delfines rosados para extraer su aceite y luego venderlo.

 
 
La alarma se prendió el pasado 18 de febrero, cuando la Policía del municipio informó que había recibido una denuncia.
 
Según la denuncia, “los delfines rosados, especie en vía de extinción, llegaban a las mallas a comer pescado, quedando atrapados y es allí donde algunos pescadores aprovechan la oportunidad para sacrificarlos y comercializar su aceite”.
 
Eso llevó a la Policía Nacional y a la Infantería de Marina a realizar un operativo en donde las mallas de pesca de nailon están prohibidas por la legislación colombiana pues están hechas con un material sintético que puede incluir plomo, por lo que resultan nocivas para la fauna silvestre y el medioambiente.
 
En el informe policial también se destaca que “sobre la orilla del río Meta se logró la ubicación y hallazgo de un cuerpo sin vida de la especie de delfín rosado, el cual presentó varias heridas de arma contundente”. La Policía, sin embargo, no encontró a los pescadores que sacrificaron al delfín para extraer su aceite.
 
 
El capitán asegura que varios habitantes del pueblo le han contado que hay personas que les ofrecen botellas de aceite, aparentemente extraído de los delfines rosados. “La gente es muy supersticiosa y los rumores son que sirve para curar problemas de salud y para atraer al ser amado, entre otras cosas”.
 
 
Según Corporinoquia, el uso ilegal de los recursos naturales es un delito penal y tiene un agravante cuando se trata de un animal en vía de extinción. Por eso, los pescadores ilegales podrían recibir penas de hasta 8 años de cárcel.
 
El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia, Luis Gilberto Murillo, hizo un llamado para que las personas no se dejen engañar cuando les ofrezcan aceites con propiedades de todo tipo, que en realidad esconden ecocidios.
 
En Colombia, los delfines rosados son la principal atracción de los turistas que van al Amazonas.

Tags:

Esto tambien te puede interesar