Combate declarado contra la pandemia que mata a los anfibios

Más leídas

El Centro de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) se asoció con el Centro de Biología Celular y Molecular en India. Lo hicieron para desarrollar y validar una nueva prueba para detectar cepas de quitridiomicosis y combatir la pandemia que mata anfibios.

Esta es una oportunidad de adquirir nuevos conocimientos sobre una enfermedad que ha acabado con miles de individuos de más de 500 especies de anfibios. Y ha provocado la extinción de otras 90. Su nuevo ensayo identificó cepas indias no detectadas previamente y detectó con éxito cepas de otras partes del mundo.

El nuevo ensayo de diagnóstico se probó con ranas, sapos, cecilias (anfibios sin extremidades) y salamandras (anfibios con cola) en India. Y sus resultados fueron comparables o incluso mejores que el ensayo estándar recomendado para el diagnóstico de quitridiomicosis.

Su efectividad fue verificada con éxito en laboratorios de Panamá y Australia, demostrando que es una alternativa asequible para la vigilancia generalizada de la quitridiomicosis en diferentes partes del mundo.

Detección temprana

La detección rápida de la quitridiomicosis es esencial para controlar y mitigar la enfermedad. Pero la investigación en curso sobre esta infección causada por dos patógenos fúngicos revela un genoma complejo que evoluciona dinámicamente. A medida que evolucionan nuevas cepas en diferentes partes del mundo y se propagan a través del comercio mundial de anfibios, se hace necesaria la vigilancia a gran escala de las variedades híbridas emergentes.

El ensayo recientemente desarrollado ayudará a la detección global. Destacando el valor de las colaboraciones científicas internacionales en la búsqueda de soluciones a una amenaza común. “Este ensayo permitirá a los investigadores estudiar y determinar la propagación de cepas del hongo quítrido anfibio que anteriormente pasaba desapercibido. Especialmente en países alrededor del Océano Índico, donde el comercio de especies ha introducido especies exóticas”. Esto lo dijo el científico de STRI Roberto Ibáñez, quien colaboró ​​en el estudio.

La nueva prueba también puede ayudar en la detección de reservorios de patógenos que aún no se han identificado. Es decir, especies de anfibios que pueden estar infectadas, pero no muestran síntomas visibles de enfermedad o mortalidad. Pero son capaces de transmitir silenciosamente la enfermedad a otras especies susceptibles en su medio ambiente.

Reducción y desaparición de anfibios

“Una cepa del hongo quítrido anfibio provocó una reducción drástica de la población, incluso la desaparición de especies de anfibios en Panamá”, explicó el coautor Ibáñez. “La rana arlequín de Chiriquí (Atelopus chiriquiensis) y la rana dorada panameña (Atelopus zeteki) no se ven desde hace varios años».

Y culminó diciendo: «algunas especies de ranas han reaparecido en algunas localidades, pero no han recuperado completamente sus niveles de población anteriores. El hongo quítrido anfibio sigue siendo una amenaza latente en la naturaleza”. Combate declarado contra la pandemia que mata a los anfibios.

Referencias: estudio “Una detección universal y eficiente de infecciones por quitridiomicosis en anfibios utilizando nuevos marcadores de PCR cuantitativos”, publicado en la revista Transboundary and Emerging Diseases.

Últimas noticias

Tres millones de muertes cada año por el alcohol y la gente sigue bebiendo

El consumo de alcohol causa 2,6 millones de muertes anuales, según el informe de la OMS. Conoce los datos y el impacto en la salud pública.