Qué hacer para frenar el calentamiento global

Más leídas

El cambio climático acelerado por las acciones antropogénicas y el consiguiente calentamiento global resultan ser algunos de los problemas medioambientales más graves a los que se enfrenta el planeta. Las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero siguen aumentando y parece que no hayamos aprendido nada de lo que venimos experimentando en carne propia.

La realidad es que 14 de los 15 años más calurosos de la historia se han registrado en el siglo XXI. Esta cifra que ha hecho despertar las alarmas a nivel mundial por las consecuencias negativas que puede llegar a tener en la población y en el medio ambiente. En este contexto creemos que estos buenos consejos le vienen bien a todo el mundo, aun a los negacionistas del cambio climático. Que aunque parezca mentira, siguen habiendo demasiado.

Claves para combatir el calentamiento global

Reciclar

Cada vez son más los ciudadanos que llevan a cabo esta medida en sus hogares. No hay dudas de que un buen punto de partida para luchar contra el cambio climático es la conocida como ‘regla de las 4 erres del reciclaje‘: reducir, reutilizar, reparar y reciclar.

  • Reducir la compra de productos que tengan un mayor impacto ambiental.
  • Reutilizar o emplear varias veces los productos consumibles.
  • Reparar, es decir, tratar de alargar la vida útil de un producto.
  • Reciclar y utilizar los residuos como materia prima.

Desconectar

Los aparatos eléctricos consumen energía incluso estando apagados. Es fundamental desconectarlos de la corriente eléctrica cuándo no se estén usando. Además, desconectar nosotros mismos de la dependencia que nos generan, es excelente para nuestra salud. Leer, dialogar, mirar las estrellas, hacer ejercicio, son algunas de las actividades que contribuyen a tener una vida saludable.

Bombillas sustentables

Sustituir los tradicionales halógenos por luces LED puede suponer un ahorro energético de hasta un 70 %. Las bombillas Light Emitting Diode aportan multitud de ventajas como su duración (más de 15 años, si la encendemos 8 horas al día), su resistencia a temperaturas extremas o su encendido instantáneo. Cómo puedo ayudar a frenar el calentamiento global

El Transporte público y el calentamiento global

Los gases que desprenden los coches son una de las causas principales de contaminación ambiental y del calentamiento global. Por eso, siempre que sea posible, se recomienda emplear el transporte público, ir en bicicleta o a pie. En la actualidad, la mitad de los desplazamientos en coche se realizan a menos de 3 kilómetros de distancia. Y un 10 % son para trayectos de menos de 500 metros. También es buena idea tener un coche eléctrico.

Cuidar el agua

Es primordial para el ahorro disminuir la cantidad de agua que utilizamos al día. Darse una ducha rápida en vez de un baño. Y cerrar el grifo mientras nos enjabonamos puede reducir el consumo energético hasta en un 80 %. Además, se sugiere lavar la ropa con agua fría y olvidarnos del prelavado.

Proteger los bosques

Los bosques actúan como sumideros de carbono, ya que son capaces de retener el CO2 extra que emitimos los humanos. Plantar árboles, comprar madera certificada con el sello FSC o evitar toda aquella actividad que pueda suponer un riesgo de incendio serán de gran utilidad para preservar la biodiversidad del planeta.

Atención con lo que comes

Al contrario de lo que pueda parecer, lo cierto es que nuestra alimentación puede llegar a reducir los gases de efecto invernadero. Según la FAO, la ganadería es responsable de casi el 18 % del total de emisiones contaminantes debido a las enormes cantidades de energía consumida durante la producción de fertilizantes.

Se recomienda comer menos carne, especialmente roja y aumentar la presencia de alimentos ecológicos en nuestra dieta, porque contiene menos agroquímicos. Cómo puedo ayudar a frenar el calentamiento global.

Últimas noticias

Delincuentes robaron cactus en peligro de extinción en Chile y fueron denunciados por una ONG

Juicio penal por caza furtiva y contrabando de cactus en peligro de extinción: entérate de los detalles del caso en Italia.