Confirman que la contaminación acústica daña a los peces

barco

Muchos peces sufren la contaminación del agua, lo que afecta su salud y sus capacidades reproductivas. Sin embargo, existe otra forma de contaminación artificial que a menudo se pasa por alto y que también los afecta: la contaminación acústica.

El rugido de los motores de los barcos y otras fuentes de ruido fuerte provocadas por el hombre pueden raspar nuestros oídos, pero también afectan a los peces que viven bajo el agua. Cuando se exponen a mayores cantidades de ruido durante períodos más prolongados, los peces pueden experimentar estrés, pérdida de audición y varios cambios en sus comportamientos, explica un equipo de investigadores de la Universidad de Cardiff en el Reino Unido que examinó los efectos de la contaminación acústica en los peces.

Peor: los peces también pueden tener su sistema inmunológico comprometido y, sin embargo, “los efectos funcionales de esta inmunidad afectada sobre la resistencia a las enfermedades debido a la exposición al ruido han permanecido desatendidos”, escriben los científicos en un estudio publicado por The Royal Society.

Para examinar los efectos del ruido en los peces, los científicos dirigieron explosiones aleatorias de ruido blanco a tanques de peces que contenían peces guppy para ver si la contaminación acústica afectaba su susceptibilidad a la infección parasitaria y cómo. Atacaron a un grupo de peces con un ruido “agudo” durante todo un día y a otro grupo durante siete días.

También infectaron a todos los peces con un parásito, ya sea después de exponerlos al ruido o durante dicha exposición, mientras dejaron un tercer grupo de control de peces infectados de manera similar en un tanque en silencio.

“Los peces que experimentaron ruido agudo sufrieron una carga de parásitos significativamente mayor en comparación con aquellos en tratamientos sin ruido. Por el contrario, los peces que experimentan ruido crónico tienen la menor carga de parásitos”, explican los investigadores en su estudio.

“Sin embargo, estos huéspedes murieron significativamente antes en comparación con los expuestos a tratamientos agudos y sin ruido”, añaden. “Al revelar los impactos perjudiciales del ruido agudo y crónico en las interacciones huésped-parásito, nos sumamos al creciente cuerpo de evidencia que demuestra un vínculo entre la contaminación acústica y la reducción de la salud animal”.

Los peces no son los únicos animales acuáticos afectados por la contaminación acústica, por supuesto. Investigadores de la Universidad de Belfast descubrieron el año pasado que una variedad de otras criaturas se ven afectadas, incluidos anfibios, artrópodos, moluscos y reptiles. Tampoco es solo el ruido lo que afecta a los animales acuáticos. También lo hace la contaminación lumínica en las zonas costeras, según ha descubierto un equipo de científicos británicos detrás de otro estudio reciente.

“A menos que tomemos medidas ahora, está claro que es probable que la contaminación lumínica biológicamente importante en el fondo marino se generalice a nivel mundial, aumente en intensidad y extensión, y ponga en riesgo los hábitats marinos”, advirtió Thomas Davies, profesor de Conservación Marina en la Universidad de Plymouth, quien fue el autor principal del artículo.

Juntos, el ruido y la contaminación lumínica de fuentes artificiales plantean amenazas aún más graves para los animales acuáticos y las criaturas marinas en todo el mundo.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Argentina: Preocupación por matanza de perros en San Pedro

Al menos siete animales ingirieron gran parte de alimento envenenado, lo que les originó ...

España: protesta contra los encierros de San Fermín

Medio centenar de activistas semidesnudos, en ataúdes y con cuernos en la cabeza celebraron ...

piton

Dos pitones cayeron del techo en la cocina de un australiano

Las dos serpientes, de 2,5 y 2,9 metros de largo, pesaban conjuntamente en torno ...