Crece el canibalismo entre los osos polares: es culpa del hombre y del calentamiento global

oso polares canibales

Los casos de osos polares que se matan y se comen entre sí están aumentando en el Ártico con el derretimiento del hielo y la actividad humana que destruye su hábitat.

La imagen de un oso polar en un pedazo diminuto de hielo rodeado por mar le dio la vuelta al mundo hace unos meses, al ser un reflejo de la crisis climática que el planeta atraviesa y las consecuencias del cambio climático, que provocaron el deshielo de los glaciares.

Sin embargo, más allá de esta imagen, en la que éstas y otras especies polares están viendo su hábitat reducido, así como las temperaturas más extremas, estos también vieron obligados a cambiar sus hábitos alimenticios ante la intervención humana.

“El canibalismo entre los osos polares es un hecho establecido desde hace tiempo, pero estamos preocupados porque estos casos que solían producirse rara vez, ahora son bastante frecuentes”, advirtió el científico ruso Ilya Mordvintsev en febrero, una problemática que actualmente volvió a presentarse.

Los investigadores afirman que el canibalismo entre osos polares ahora es "bastante frecuente".

Es que ante el crecimiento del comercio marítimo y el deshielo polar que hace de ciertas secciones del océano transitables, por lo tanto, sitios que antes eran una fuente de alimento para los osos polares, ahora son parte de una ruta comercial y de actividad humana que sin duda afecta su capacidad de alimentarse.

“Ahora obtenemos información no solo de científicos sino de un numero creciente de trabajadores del sector petrolero y empleados del ministerio de Defensa”, dijo el especialista.

Este invierno, la zona del Golfo de Obi al mar de Barents donde los osos polares solían cazar, es ahora una ruta concurrida de barcos cargados de gas licuado (GNL), dijo Mordvintsev, con la consecuente destrucción del hielo en esta zona.

Cada vez más osos polares dejan sus lugares habituales de caza.

Los investigadores rusos constataron un creciente número de osos polares que abandonan sus lugares tradicionales de caza debido al derretimiento del hielo por el calentamiento del clima.

En el último cuarto de siglo, el nivel de hielo al final del verano ártico se ha reducido un 40%, dice otro científico Vladimir Sokolov, que predice que los osos polares tendrán que dejar de cazar en el mar helado y se verán confinados a las orillas de los lagos y los archipiélagos cercanos al polo.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

España: el Zoo de Madrid presenta su cuarto oso panda gigante

El Zoo Aquarium de Madrid presenta mañana viernes a las 11.30 horas al cuarto ...

Estados Unidos: Cacahuete, una tortuga deformada por la basura

Se enredó en un plástico y mientras crecía su cuerpo se amoldó deformándolo por ...

Denuncian a refugio de animales donde ‘perros se comen vivos a otros’

El planteo fue presentado a la Junta Departamental por un edil frenteamplista quien asegura ...