El declive de los ecosistemas de los elefantes y su impacto en el ambiente

Más leídas

Más de 3 millones de kilómetros cuadrados del hábitat histórico del elefante asiático se perdieron en solo tres siglos. Esto lo revela un nuevo informe de un equipo científico internacional dirigido por un investigador de la Universidad de California en San Diego. Este declive dramático puede ser la base de los conflictos actuales entre los elefantes y las personas, argumentan los autores.

Al desarrollar nuevos conocimientos a partir de un conjunto de datos únicos que modela el cambio de uso de la tierra durante 13 siglos, un equipo de investigación dirigido por el nuevo miembro de la facultad de UC San Diego, Shermin de Silva, descubrió que los hábitats adecuados para los elefantes asiáticos se redujeron en casi dos tercios en los últimos 300 años

El animal terrestre vivo más grande de Asia es el elefante asiático y en la Lista Roja de la UICN está en peligro de extinción. Supieron habitar los pastizales y las selvas tropicales que alguna vez se extendieron a lo ancho del continente.

Cómo influye el uso de la tierra en la situación de los elefantes

Al analizar los datos de uso de la tierra desde los años 850 hasta 2015, los investigadores dan cuenta de una situación preocupante en la que estiman que se ha perdido más del 64% del hábitat histórico adecuado para elefantes en toda Asia.

Los hábitats de los elefantes se mantuvieron relativamente estables antes de la década de 1700. Pero las prácticas de uso de la tierra de la era colonial en Asia, incluida la deforestación para la extracción de madera y la agricultura, redujeron el tamaño promedio de dicho hábitat en más del 80%, de 99,000 a 16,000 kilómetros cuadrados.

El estudio también sugiere que las poblaciones de elefantes que aún sobreviven pueden no tener áreas de hábitat adecuadas. Si bien el área de distribución actual de los elefantes se consideraba un hábitat adecuado en 1700. Desde entonces y hasta 2015, la proporción ha disminuido a menos del 50%.

Esto genera un alto potencial de disputas con las personas que comparten las mismas áreas con los elefantes. De hecho, las poblaciones suelen alteran su comportamiento con tal de adaptarse a espacios más dominados por humanos. Pero cuando no hay espacios de cambio, las cosas se complican y surge en conflicto.

“Este estudio tiene implicaciones importantes para nuestra comprensión de la historia de los ecosistemas que albergan a los elefantes en Asia. Y sienta las bases para comprender mejor y modelar el futuro potencial de los hábitats de los elefantes”, dijo Philip Nyhus, profesor de estudios ambientales en Colby College.

Más allá del impacto inmediato sobre los elefantes asiáticos, el estudio ofrece los resultados como un mecanismo para evaluar las prácticas de uso de la tierra y las estrategias de conservación muy necesarias para todos los habitantes del área. Los elefantes son indicadores adecuados para observar el impacto del cambio de empleo de la tierra en estos ecosistemas diversos en una escala de tiempo más larga”, dijo de Silva. 

El problema de la escasez de registros históricos del hábitat de los elefantes 

Los impactos que los humanos han tenido en los hábitats de varias especies de mamíferos terrestres han sido bien documentados en el pasado reciente. También se cree que el cambio climático ha acelerado este declive durante el último siglo. Pero evaluar el impacto de tales cambios en la vida silvestre a largo plazo ha sido difícil de estudiar debido a la falta de registros históricos.

El equipo de investigación señala que es probable que el área de distribución histórica de los elefantes se haya extendido mucho más allá de las áreas protegidas, que tienen un tamaño insuficiente para sustentar las poblaciones de elefantes en Asia. Incluían tierras bajo sistemas tradicionales de manejo que fueron alterados en los últimos tres siglos.

La pérdida de estas prácticas tradicionales, sugieren los autores, puede ser una de las principales razones detrás de la desaparición del hábitat. Además de otros factores de peso, tales como el calentamiento global, las variaciones climáticas, la desertización, etc.

Los autores argumentan que se necesita mucho más trabajo para comprender los posibles cambios que enfrentarán estos hábitats en el futuro. Los investigadores advierten que los intentos de restauración del hábitat deben guiarse bajo un ajuste de cuentas de justicia social y ambiental para las comunidades históricamente marginadas.

“Explorar la relación entre las prácticas pasadas de manejo de la tierra y la distribución de los ecosistemas de elefantes sería una dirección útil para futuros estudios desde las perspectivas de la política ecológica y social”, señalan en el informe. 

Últimas noticias

Argentina firmó en la ONU un acuerdo para proteger el océano y contra la pesca ilegal

Argentina protege el océano y sus recursos marinos mediante áreas marinas protegidas. Detalles del acuerdo firmado y su importancia.