España, la mayor jaula de delfines de Europa

Más leídas
Buffalo Bill sirve hamburguesas con patatas y un cowboy salta dentro y fuera de su lazada mientras una familia británica se saca fotos en el agua junto a Fiona, una leona marina que les pasea por su piscina empujándoles con su hocico, entre muestras de afecto muy humanas.

 
Los niños lloran entre papagayos y las cervezas viajan de aquí para allá en vasos de plástico, un buitre en vuelo acaricia con sus alas las cabezas de los impresionados turistas a pocos metros del recinto en el que dos tigres albinos sestean aburridos ante los móviles que les tiran fotos.
 
Es un ambiente lúdico y festivo similar al de innumerables parques temáticos y zoológicos españoles, que reciben millares de turistas cada año. Pero el Rancho Texas de Lanzarote va a disparar sus visitas en breve.
 
En la parte alta del recinto, junto a una carretera, se acaban de levantar tres gigantescas piscinas para su nueva atracción: los delfines.
 
Cuando lleguen los animales, España tendrá exactamente 100 delfines en tierra, en espacios de ocio de todo pelaje: zoológicos y acuarios con afán divulgativo y espectáculos que son puro show, además de un parque de toboganes acuáticos.
 
La apuesta empresarial del Rancho Texas, que aspira a aumentar un 15% los visitantes (200 mil este año) en cuanto lleguen los delfines, es un paso más en una tendencia indiscutible: España ya es el delfinario de Europa.
 
Con el de Lanzarote, serán 12 los delfinarios españoles, frente a los 19 que suma el resto de Europa.
 
Sumaremos 100 animales en cautividad frente a los 183 del resto del continente, donde la tendencia que se puede observar es la inversa: España gana músculo cetáceo mientras el Viejo Continente se hace preguntas éticas y cierra instalaciones.
Últimas noticias

Diseñan turbinas eólicas inspiradas en el pájaro volador más pesado del mundo

Conoce cómo las turbinas eólicas basadas en las alas del cóndor andino pueden reducir resistencia y aumentar la eficiencia en un 10%.