Filman un calamar desconocido que incuba huevos gigantes

Más leídas

Robots submarinos han descubierto en el Golfo de California una especie desconocida de calamar incubando huevos gigantes, el doble de grandes que los de otros calamares de aguas profundas.

Un equipo de investigadores de MBARI (Monterey Bay Aquarium Research Institute), el Centro Helmholtz para la Investigación Oceánica de GEOMAR en Kiel y la Universidad del Sur de Florida ha determinado que este individuo probablemente representa una especie desconocida de la familia de los Gonatidae, cuyos huevos gigantes pueden tardar entre uno y cuatro años en desarrollarse, más que todo el ciclo de vida de calamares de aguas no profundas.

Los investigadores compartieron sus hallazgos en la revista Ecology.

“Los calamares juegan un papel importante en el océano: son feroces depredadores y una fuente vital de alimento para muchos animales, incluso humanos, pero aún tenemos mucho que aprender sobre los calamares que viven en las profundidades marinas.

Los robots submarinos avanzados nos están ayudando a comprender mejor las vidas de los calamares de aguas profundas, revelando nueva información fascinante sobre su biología y comportamiento. Cada nueva observación es otra pieza del rompecabezas”, dijo en un comunicado Henk-Jan Hoving, un ex becario postdoctoral en MBARI que ahora dirige el grupo de trabajo de biología de aguas profundas en GEOMAR y fue el autor principal de este nuevo estudio.

Los científicos aún tienen muchas preguntas sin respuesta sobre las vidas de los calamares de aguas profundas. Para la mayoría de los calamares de aguas profundas, los investigadores nunca han observado hembras maduras ni sus huevos desovados.

Si bien el cuidado maternal es común entre estos animales, la crianza solo se ha observado en un puñado de calamares. La mayoría de las especies de calamares dejan grupos de huevos adheridos al fondo marino o liberan masas de huevos con flotabilidad neutra que contienen miles de huevos que flotan en la columna de agua.

Estas estrategias reproductivas requieren un esfuerzo relativamente bajo en comparación con el cuidado de los huevos después del desove.

“La crianza exige mucho a una madre calamar. No come mientras lleva sus huevos y finalmente muere después de que eclosionan. Pero su sacrificio mejora las posibilidades de que su descendencia sobreviva. Es solo una de las muchas adaptaciones notables que pueden ayudar a los cefalópodos a sobrevivir en las profundidades marinas”, explicó Hoving.

Los investigadores del MBARI fueron los primeros en observar el comportamiento de crianza en un calamar de aguas profundas. Durante más de 37 años de exploración en aguas profundas, los ROV del MBARI han registrado 17 observaciones de calamares en crianza.

Entre ellos se incluyen múltiples avistamientos de calamares de ojos negros (Gonatus onyx) y otros calamares de brazo (Gonatus sp.) que son difíciles de identificar por especie solo a partir del video, así como el calamar de aguas profundas Bathyteuthis. Pero el calamar observado en el Golfo de California se destacó para los investigadores.

“Las profundidades marinas son el espacio vital más grande de la Tierra y todavía queda mucho por descubrir. Nuestro encuentro inesperado con un calamar que estaba incubando huevos gigantes llamó la atención de todos en la sala de control del barco.

Este notable avistamiento subraya la diversidad de formas en que los animales se adaptan a los desafíos únicos de vivir en las profundidades”, dijo el científico sénior del MBARI, Steven Haddock, quien fue el científico jefe durante la expedición que encontró a este calamar incubando.

Al analizar el metraje del vídeo y estudiar especímenes de calamares de aspecto similar recolectados en expediciones anteriores al Golfo de California, el equipo de investigación determinó que probablemente se trataba de una especie no descrita de la familia Gonatidae.

El gran tamaño de los huevos de este calamar (aproximadamente 11,6 milímetros de diámetro) fue lo que llamó la atención del equipo de investigación. En avistamientos anteriores de calamares Gonatus en incubación se habían encontrado huevos de la mitad de ese tamaño, con un diámetro máximo de solo seis milímetros.

El calamar observado en el Golfo de California también estaba incubando muchos menos huevos que otros calamares Gonatus. Los investigadores calcularon que llevaba entre 30 y 40 huevos, mientras que se sabía que los calamares Gonatus vistos en el pasado incubaban hasta 3000 huevos a la vez.

La producción de numerosos huevos pequeños es beneficiosa en entornos con alimentos limitados o alta depredación. En estos entornos, una mayor cantidad de crías ofrece una mayor probabilidad de que al menos unas pocas sobrevivan.

Los huevos gigantes pueden ser más beneficiosos en las condiciones más estables y predecibles que se encuentran en las profundidades marinas, lo que permite una mayor inversión en menos crías que tienen una mejor probabilidad de supervivencia. Esto se ha observado en otros cefalópodos de aguas profundas, incluido el pulpo verrugoso de aguas profundas (Graneledone sp.) y el pulpo perla (Muusoctopus robustus).

Extrapolando los datos informados por otros científicos sobre las tasas de desarrollo de los huevos, el equipo de investigación estimó que los huevos de este nuevo calamar de aguas profundas puede tardar entre uno y cuatro años en desarrollarse, lo que es más largo que el ciclo de vida completo de la mayoría de los calamares de aguas poco profundas.

Los calamares de aguas profundas desempeñan un papel vital en las redes alimentarias oceánicas. Son depredadores que se alimentan de peces e invertebrados en aguas intermedias y, a su vez, son devorados por peces grandes, tiburones, ballenas, delfines, focas y aves marinas.

Los calamares de aguas profundas constituyen una gran parte de las dietas de peces de importancia comercial como los atunes, los peces espada y los peces pico.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Últimas noticias

Se cuadruplica la cantidad de personas insoladas en Japón por la peor ola de calor en 150 años

Conoce los impactos del calor extremo en la salud de las personas en Japón y la creciente incidencia de insolaciones.