Japón mató 333 ballenas con la excusa de los ‘fines científicos’

La flota ballenera de Japón retornó al puerto de Shimonoseki luego de dar término a la polémica temporada de caza que comenzó en noviembre y que dejó un lamentable saldo de 333 ballenas Minke muertas en el océano Antártico.

 
Esta terrible campaña cuenta con el respaldo del gobierno de Japón que asegura que esta cacería se realiza con fines científicos y tiene como objetivo ‘estudiar el sistema ecológico en el océano’.
 
Sin embargo, las mismas autoridades han reconocido que la carne de las ballenas termina siendo vendida en los mercados locales.
 
El triste paso de los cinco barcos balleneros por las aguas antárticas ha sido ampliamente repudiado por la comunidad internacional, particularmente por los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda, así como por distintos organizaciones.

Tags:

Esto tambien te puede interesar