La particular especie de lechuzas que viven en el Parque Sarmiento y mudarán para protegerlas

Más leídas

Curiosas, amigables y contemplativas. Así son las lechuzas vizcacheras de Parque Sarmiento, en Saavedra. Se trata de una familia que se encuentra aquerenciada en esta zona desde 2012. Y si bien el núcleo original fue cambiando, y a lo largo de estos años algunas de ellas migraron, tienen un sitio protegido en este espacio que nuevamente un recital podría poner en riesgo.

El espacio se encuentra delimitado y conservado por las vecinas y vecinos del barrio, por el Proyecto Lechucitas Urbanas de Buenos Aires y por la Asociación Atlética Parque Sarmiento. Además, el proyecto de estudio sobre la población en el parque fue declarado de interés ambiental por la Legislatura porteña.

Por otra parte, su existencia cobra relevancia porque podrían ser las únicas de su especie con manejo ambiental. No hay registro de ellas en la Reserva Ecológica de Costanera Sur, ni en la Norte. Y aunque se ha visto una pareja en inmediaciones de la Reserva Ecológica Lago Lugano, no se conoce que se lleve un registro de ellas.

Esta vez la amenaza para las lechucitas vizcacheras del Parque Sarmiento es un recital que se llevará a cabo el 9 de marzo. Tocarán dos bandas, Mötley Crüe y Def Leppard. La preventa ya se encuentra agotada y se espera que convoquen a miles de personas.

Laura Borsellino, especialista en conservación de la biodiversidad, integrante además del proyecto “Lechucitas urbanas de Buenos Aires” explicó: “La primera pareja fue vista en 2012. Habitualmente estas aves hacen sus nidos en el piso. Incluso pueden usar madrigueras vacías. Por este motivo se las conoce como lechuzas vizcacheras. Esta pareja estuvo un tiempo sin nido y se las podía ver posando en los arcos de las canchas de fútbol. Después se logró aprovechar unas barrancas, cercanas a la pista de atletismo, para construirles un nido tipo madriguera, con caños que fueron enterrados. Esta nueva casa les gustó, se mudaron enseguida y tuvieron 6 crías”, recordó Laura.

  México: rescataron a una elefanta que era maltratada en un circo

“En esa zona luego se colocaron redes para identificar el lugar, y se plantaron especies nativas. Así que de a poco se sumaron además mariposas y picaflores. Comen mayormente escarabajos y sapos. Posan durante el día y por la noche salen a cazar. Ya soportaron varios recitales, y hasta una Copa Davis. Incluso los nidos pudieron haber desaparecido cuando hubo un proyecto para reemplazar la pista de atletismo por una cancha de rugby para Los Pumas”, recordó Borsellino.

La convivencia de las lechuzas con los chicos y las chicas que se entrenan en la pista de atletismo es tan amigable que el logo oficial de la indumentaria es justamente esta ave.

El parque se encuentra bajo la órbita de la Secretaría de Deportes porteña, que depende del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción. Desde esta área adelantaron a Clarín que las lechucitas serán relocalizadas: “Estamos al tanto de la presencia de estas aves. Los nidos se encuentran en una zona verde perteneciente a la pista de atletismo, destinada a saltos. No es el lugar ideal, ni para las lechucitas ni para los atletas. Además, se suma el recital”, explicaron.

Así es que se decidió el traslado: “Vamos a trabajar en conjunto con la Secretaría de Ambiente para trasladarlas -en condiciones seguras y de manera que puedan ser protegidas- hacia un reservorio natural que se encuentra en el parque. Es una zona cercana a la actual pero fuera del área de la pista”. Confirmaron que esta acción se llevará a cabo antes del 1° de marzo, que es la fecha del comienzo de las obras para el armado del recital.

  Intentan salvar a los delfines rosados amazónicos en Ecuador

Desde Lechucitas Urbanas no están de acuerdo con este traslado. “No tiene sentido. El reservorio justamente se inunda. Ahora viene la Fase Niña -que trae lluvias- y es una preocupación esta idea inconsulta de la Ciudad. Las lechucitas conocen perfectamente el reservorio, van a cazar porque se encuentra a aproximadamente 300 metros del lugar donde anidan”, explicaron. Y por otra parte, teniendo en cuenta que esta organización viene trabajando con las lechucitas hace diez años, lamentan no haber sido consultados sobre el proyecto de mudanza.

Esta especie de lechuza (athene cunicularia) habita en todo el continente americano, en pastizales bajos, en áreas agrícolas, en zonas desérticas y también en centros urbanos. A diferencia de otras especies de lechuzas, tienen hábitos diurnos, y como son curiosas, es fácil verlas. Cazan durante la noche.

“La pandemia dejó en evidencia como nunca el valor de los espacios verdes. Quedó documentada la implicancia a nivel de la salud mental. Los beneficios se multiplican cuando hay más biodiversidad. En el caso del Parque Sarmiento se suma además el impacto que generan estas aves: su belleza y la particularidad de la mirada. Fijan la vista, nos miran, giran su cabeza y nos siguen sosteniendo la mirada. Son muy curiosas. Es una sorpresa, una nota de color. Como las mariposas y los picaflores, las lechuzas (y particularmente estas lechucitas vizcacheras) nos sorprenden, nos encantan”, describe el ingeniero agrónomo Eduardo Haene, quien fue director de la Reserva Ecológica Costanera Sur.

Haene es docente e investigador y contó que una de sus alumnas en la Universidad de Belgrano está desarrollando un proyecto para presentar al gobierno porteño: va a proponer que se introduzcan lechucitas en otros espacios verdes.

  Alertan del peligro por la reaparición de manadas de lobos en Europa

Dentro del parque existe un reservorio. Haene entiende que es necesario visibilizarlo, darlo a conocer y ampliarlo: “Sería deseable que estos módulos de reserva se extiendan”.

Simón Tagtachian, del Club de Observadores de Aves de la Reserva Ecológica Costanera Sur, contó que en la “se intentó introducirlas pero no fue posible. El ambiente no fue propicio, porque si bien hay lugares con pasto, justo coinciden con el paso de mucha gente. Se realizaron nidos en lugares restringidos, en donde se alojaron dos familias, pero finalmente se terminaron yendo. Por eso cobra importancia este proyecto del Parque Sarmiento”.

Contó que el año pasado en Costanera Sur se registró una lechucita que entienden que estaba “perdida, desorientada, porque es raro verlas en la costa”. Ese mismo día también fue avistada en Costanera Norte, al otro lado de la Ciudad.

Como dijo Haene, encantan no sólo por su belleza y porque nos miran, sino porque generan un vínculo con la naturaleza que muchos vecinos y vecinas de la Ciudad aprecian y valoran.

Después del recital

Desde la Secretaría de Deportes informaron que, a través del régimen de Patrocinio, la productora compensará el uso del lugar con un piso deportivo multiuso que se colocará en unos de los gimnasios. “Servirá para futsal, basquet, voley, patín y newcom (un deporte adaptado, similar al voley), entre otros. Además, se encargarán de las obras de nivelado y resembrado del espacio verde comprendido por la pista de atletismo”, aseguraron desde el área.

Últimas noticias

Reforestaron una laguna de Colombia y es el nuevo hogar de animales rehabilitados

183 animales silvestres que estaban siendo rehabilitados han sido liberados en un ecosistema controlado en Colombia.

Noticias relacionadas