Los elefantes, claves en la lucha contra el calentamiento global

Más leídas

“Los elefantes son los jardineros del bosque”. Así lo afirma Stephen Blake, profesor asistente de biología en la Universidad de Saint Louis, en Missouri (Estados Unidos) y autor principal de un artículo, publicado este lunes en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ sobre el papel clave que desempeñan los elefantes en la creación de bosques que almacenan más carbono atmosférico en las selvas tropicales africanas.

Según su análisis, si los elefantes, ya gravemente amenazados, se extinguieran, la selva tropical de África central y occidental, la segunda más grande de la Tierra, perdería entre el 6% y el 9% de su capacidad para capturar carbono atmosférico, incrementando así el calentamiento global.

Los elefantes modifican la estructura forestal y aumentan las reservas de carbono a través de múltiples vías. Una de ellas es la forma que tienen de alimentarse. Dentro del bosque, algunos árboles tienen madera ligera (llamados árboles de baja densidad de carbono, es decir, aquellos que capturan menos CO2 de la atmósfera), mientras que otros tienen madera pesada (árboles de alta densidad de carbono, que capturan más CO2 y ayudan a combatir el calentamiento global).

Los primeros crecen rápidamente y son de los más altos, porque crecen por encima de otras plantas en busca de la luz solar. Los segundos, en cambio, crecen lentamente y lo hacen incluso a la sombra. Los elefantes y otros megaherbívoros se alimentan, sobre todo, de los árboles de baja densidad de carbono, que son más apetecibles y nutritivos que las especies de alta densidad de carbono. Esa ‘poda’ reduce la competencia entre los árboles y proporciona más luz, espacio y nutrientes del suelo a los árboles de alta densidad de carbono.

Dispersan las semillas

“Los elefantes hacen mucho daño a los árboles cuando comen, porque desgarran las hojas y arrancan ramas enteras. Nuestros datos muestran que la mayor parte de este daño se produce en árboles de baja densidad de carbono”, expresa Blake, por lo que los elefantes eliminan del bosque los árboles que menos combaten el calentamiento global, dando más espacio al resto.

Asimismo, estos mamíferos son excelentes dispersores de las semillas de los árboles de alta densidad de carbono. Estos árboles producen grandes frutos, que son consumidos por los elefantes, y sus semillas pasan inalteradas por su intestino. Cuando son liberadas a través de las heces, germinan y dan lugar a nuevos brotes de estos vegetales. “Los elefantes forestales africanos hacen una enorme tarea manteniendo la diversidad del bosque, potenciando el crecimiento de los árboles que capturan más carbono y eliminando los que capturan menos CO2, pero estos animales han sido cazados por los humanos durante milenios y están en peligro crítico”, lamenta Blake.

“Estos animales son esenciales para mantener la biodiversidad del bosque y ahora se puede añadir la sólida conclusión de que, si perdemos elefantes forestales, haremos un flaco favor global a la mitigación del cambio climático”.

“Hace años”, cuenta Blake, “millones de elefantes deambularon por África. Ahora hay menos de 500.000 -su número se ha desplomado más del 80% en los últimos 30 años- y la mayoría de las poblaciones viven en zonas aisladas. Si bien están protegidos por la legislación nacional e internacional, la caza furtiva continúa. Estos asesinatos ilegales deben detenerse para evitar la extinción de los elefantes forestales. Tenemos dos opciones: podemos seguir cazando a estos animales, altamente sociales e inteligentes y verlos extinguirse o podemos encontrar formas de detener esta actividad ilegal. La importancia y protección de estos mamíferos debe ser tomada en serio por los responsables políticos para generar el apoyo necesario para su conservación. Su papel en nuestro entorno global es demasiado importante para ignorarlo. Salva a los elefantes y ayuda a salvar el planeta”.

Últimas noticias

Japón: encontraron una rana de color azul

¿Has oído hablar de la rana azul de Sasaguri? Descubre este fascinante hallazgo y aprende más sobre esta especie en peligro de extinción.