Los manglares de las Galápagos, santuarios de miles de especies

Los manglares son hábitats importantes para una variedad de peces de valor ecológico, comercial y cultural. Sin embargo, se sabe poco sobre su papel dentro del Pacífico Oriental Tropical, y particularmente en el Archipiélago de las Galápagos, el límite más occidental de manglares en las Américas, y las únicas islas oceánicas en donde los manglares están presentes.

En una reciente investigación impulsada por la Fundación Charles Darwin, la Universidad Estatal de Humboldt, el Instituto Scripps de Oceanografía de San Diego, la Universidad de Curtin de Australia y la National Geographic Society se pudo encontrar patrones de composición de peces en las 2 biorregiones de las Galápagos donde hay manglares. En el estudio publicado por la Marine Ecology Progress Series, una revista científica con revisión de pares ciegos, se evaluaron los factores ambientales potenciales que influyen en la composición de la comunidad de peces.

Los investigadores visitaron un total de 28 áreas de manglar en seis islas del archipiélago. Para hacer el muestreo del estudio utilizaron estaciones de video subacuático remotas con censo visual subacuático y estaciones de video subacuático remotas con cebo estéreo para identificar las comunidades de más de 35.000 peces. En total, se identificaron 93 especies, 67 géneros y 36 familias.

El estudio encontró que los peces jóvenes representan el 43% de las especies, 30 de las cuales son importantes para la pesca artesanal local. El 80% de estas están relacionadas con los hábitats de los arrecifes de coral, lo que indica que los manglares de las Islas Galápagos pueden proporcionar hábitats de cría para especies valoradas económicamente.

Los investigadores de este estudio también concluyen que la composición de los grupos de peces varía según la biorregión, y que seis taxones contribuyen a estas diferencias, incluidas especies económicamente importantes: Lutjanus novemfasciatus y Mycteroperca olfax. La riqueza de especies en las regiones central y sureste es un 17% más alta que en las regiones occidentales. Los resultados destacan el papel de los manglares como hábitat de una comunidad de peces única, compuesta por especies jóvenes, endémicas y comercialmente importantes, y que su composición puede deberse al aislamiento de la isla y a su ubicación en el área de confluencia.

Pero los manglares no son solo hábitat de miles de peces, también son una fuente económica para los habitantes de las islas. La Fundación Charles Darwin en 2019 estimó que los servicios ambientales de los manglares de las islas Galápagos generan USD 62 millones cada año para la industria turística del archipiélago, además de producir más de USD 900.000 anuales para las pesquerías locales.

Denisse Fierro Arcos, científica de la Fundación Charles Darwin y autora principal de la investigación, señaló: “Gracias a este estudio podemos concluir que los manglares en el archipiélago no solo cumplen un rol ecológico clave para los ecosistemas marinos, sino que también son de gran relevancia socioeconómica para las comunidades humanas de las islas Galápagos, por lo que debemos asegurar su conservación y uso sostenible en el largo plazo.”

Los científicos de la Fundación Charles Darwin han utilizado imágenes satelitales para mapear la distribución de estos manglares en todo el archipiélago y estiman que están presentes en aproximadamente un tercio de todas las áreas costeras. A pesar de la importancia de estos ecosistemas, hasta la fecha existe poca información sobre las especies de peces que los habitan en todo el archipiélago y su importancia como áreas de cría de especies de interés socioeconómico.

La investigación se basa en trabajos anteriores para ampliar la comprensión de la importancia de estos hábitats y ayudar a desarrollar estrategias y políticas que puedan proteger estas áreas de manera más efectiva. Si bien los manglares del archipiélago son de gran importancia ecológica y socioeconómica, según la Reserva Marina de las Galápagos, vigente desde 2001, sólo el 5% de los manglares de la isla están totalmente protegidos de las actividades extractivas.

Tags: